Este edificio ha sido diseñado por algoritmos y fabricado por robots

Durante siglos, los seres humanos hemos sido unos arquitectos notables, pero hay estructuras naturales cuya fabricación aún se nos escapa. Es en ese punto en el que intervienen programas informáticos y robots capaces de diseñar y ensamblar un edificio increíble que parece desafiar la lógica.

Advertisement

El edificio es el salón de actos Landesgartenschau de Schwäbisch, en Alemania. Su cúpula, que recuerda a un cacahuete, no parece muy especial, pero en realidad es todo un desafío a la física porque no hay columnas o paredes que sustenten la estructura. La cúpula está formada por 243 paneles geométricos de cinco centímetros de grosor confeccionados en madera laminada.

El secreto de la construcción son las 7.600 junturas que unen entre sí los paneles. Estos puntos de unión han sido diseñados por algoritmos cuyo funcionamiento se inspira en estructuras naturales como las del esqueleto con forma de cúpula de los erizos de mar. La cubierta del pabellón, de 250 metros cuadrados, es proporcionalmente más fina que la cáscara de un huevo.

Por supuesto, tanto los algoritmos como los robots de corte que han dado forma a las piezas son obra del hombre. El proyecto ha sido llevado a cabo por un equipo del Instituto de diseño computacional (ICD) y el de diseño de estructuras (ITKE) de la Universidad de Stuttgart. La plataforma de hecho, permite al ser humano liberarse de los problemáticos cálculos de resistencia de materiales, y diseñar edificios de una manera completamente nueva y más natural. [vía Wired]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)

Share This Story