Investigadores del departamento de Ingeniería estructural de la Universidad de Colorado State han creado esta gigantesca mesa vibradora. Se trata del mayor simulador de terremotos al aire libre de Estados Unidos, y ayudará a perfeccionar los diseños de edificios de manera que no se vengan abajo durante un seísmo real.

La máquina permite probar sobre ella todo tipo de estructuras y soluciones arquitectónicas. Cada metro de la estructura está debidamente etiquetado, y lleno de sensores y cámaras que ayudan a estudiar su comportamiento cuando toda la estructura tiembla. Varios motores hidráulicos bajo la mesa mueven su superficie en seis ángulos diferentes y permiten simular las fuerzas desatadas por terremotos de gran magnitud.

La instalación es especialmente importante para ayudar a reformar miles de edificios residenciales antiguos. Se calcula que, sólo en San Francisco, hay más de 2.800 de estos pequeños bloques de viviendas construidos en madera. Muchos de ellos alojan además locales comerciales cuyos amplios espacios debilitan la resistencia de la estructura a los seísmos. En 1989, el terremoto de Loma Prieta destruyo varios bloques de este tipo en el barrio californiano de Marina. [UCSD News - Jacobs School of Engineering - NEES]

Foto: George Nikitin / AP Images