Esta hermosa piedra azul es un circonio, y tiene más de cuatro billones (con b) de años. El fragmento de mineral ha sido encontrado en Jack Hills, una región del oeste de Australia, y es la roca más antigua encontrada hasta ahora en nuestro planeta.

Advertisement

El hallazgo corre a cargo de investigadores de la Universidad de Wisconsin, y acaba de ser publicado en la revista Nature GeosCience. El geoquímico John Valley y su equipo ha tenido que desarrollar una técnica nueva que han bautizado como Tomografía de sonda atómica para poder datar con exactitud el circonio. Hasta ahora, la técnica habitual consistía en medir los isótopos de plomo. La que han utilizado en Wisconsin cuenta cada átomo por separado y es mjás precisa.

La edad del fragmento (4.375.ooo millones de años) es importante porque su formación se produjo apenas 100 millones de años después del impacto del meteorito cuyos fragmentos formaron nuestra luna. La composición de la roca indica que la superficie de nuestro planeta se enfrió muy rápidamente, y es probable que incluso ya tuviera agua líquida en esa época. [Live Science]