Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Foto: ALROSA

Un diamante que se mueve libremente dentro de otro diamante fue hallado en una mina de la República de Sajá, en Rusia. Como no podía ser de otra forma, sus descubridores le pusieron “matrioshka” en honor a las muñecas rusas.

Según The Siberian Times, el diamante Matrioshka llevaba aproximadamente 800 millones de años enterrado en la mina de Niurba, de cuya explotación se encarga la empresa rusa ALROSA, el mayor productor mundial de diamantes.

Advertisement

No fue hasta que pasó por el proceso de clasificación de gemas que los empleados de ALROSA se dieron cuenta de que tenían una pieza única entre manos. Por primera vez, encontraron un diamante dentro de otro diamante:

El diamante interno se originó en primer lugar. Tiene apenas 0,02 quilates y mide 1,9 x 2,1 x 0,6 milímetros. El diamante externo no es mucho mayor: tiene 0,62 quilates y unas dimensiones máximas de 4,8 x 4,9 x 2,8 milímetros.

Lo que convierte a esta gema en una pieza única es que el diamante interno se mueve libremente dentro del diamante exterior. Los especialistas de ALROSA creen que es el primero de su tipo “porque a la naturaleza no le gusta el vacío”.

Hay dos hipótesis sobre cómo se formó ese vacío. La primera es que el diamante interno fuera capturado por un mineral del manto terrestre que luego se disolviera en la superficie de la Tierra. La segunda es que el rápido crecimiento dentro del diamante formara una capa de material poroso que acabara disolviéndose a través de otros procesos más agresivos en el manto terrestre.

Advertisement

ALROSA enviará el diamante Matrioshka al Instituto Gemológico de América para un análisis detallado. Por ahora, nadie se ha atrevido a ponerle precio.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter