Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Este manos libres del MIT para comunicarse pensando palabras es casi como un móvil telepático

Prototipo funciona de AlterEgo
Captura de pantalla: MIT Media Lab (YouTube)

Comunicarse con otra persona simplemente pensando lo que quieres decir es una vieja fantasía del ser humano. Un equipo de investigadores del MIT ha creado algo que, sin ser telepatía en sentido estricto, se le parece mucho. Se trata de un manos libres con el que no hace falta que hablemos para decir algo.

Advertisement

El dispositivo se llama AlterEgo y no es invasivo. No aplica electrodos en el cerebro ni necesita que el usuario se implante nada. Lo que usa son una serie de sensores mioeléctricos que detectan las levísimas señales que se producen en los músculos durante un fenómeno del habla llamado subvocalización, el habla silenciosa.

Cuando pensamos en decir algo, el cerebro envía señales a los músculos de la lengua, la boca y los labios para prepararlos. Todavía no hemos pronunciado ni un sonido, pero es cómo si habláramos para nosotros mismos. La mayor parte de personas hacen esto de manera inconsciente cuando leen un libro.

Primer prototipo del dispositivo
Foto: MIT Media Lab

El caso es que la subvocalización puede ser interpretada por una máquina. Para ello, el equipo del MIT ha integrado una serie de sensores mioeléctricos que registran las señales eléctricas de los músculos. Una red neural interpreta estas señales, y las convierte en palabras que puede pronunciar un sistema de voz.

Advertisement

De momento, AlterEgo está en sus comienzos y tiene muchas limitaciones. Para empezar, hay que enseñar a la red neural a reconocer e interpretar a cada persona, lo que lleva un cierto tiempo. La razón es que, igual que cada persona tiene una voz diferente, resulta que cada una pronuncia las palabras de subvocalización con su propio acento. La tasa de exito del dispositivo interpretando palabras es del 92%.

Para continuar, AlterEgo aún no permite una conversación fluida. Tan solo reconoce unas 20 palabras sueltas. Esto es solo una cuestión de potencia de cálculo que puede resolverse con tiempo y procesadores. Finalmente, no puede decirse que el dispositivo sea discreto, pero la miniaturización y el diseño es algo que puede incorporarse después. De momento, el prototipo del MIT ya funciona y puede ser útil como sistema de control por voz, pero sin voz, o para aplicaciones en las que el ruido ambiental no permite comunicarse bien. En el futuro, AlterEgo quizá se convierta en el estándar de manos libres para smartphones. [MIT Media Lab vía Science Alert]

Share This Story

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key