Prototipo funciona de AlterEgo
Screenshot: MIT Media Lab (YouTube)

Comunicarse con otra persona simplemente pensando lo que quieres decir es una vieja fantasía del ser humano. Un equipo de investigadores del MIT ha creado algo que, sin ser telepatía en sentido estricto, se le parece mucho. Se trata de un manos libres con el que no hace falta que hablemos para decir algo.

Advertisement

El dispositivo se llama AlterEgo y no es invasivo. No aplica electrodos en el cerebro ni necesita que el usuario se implante nada. Lo que usa son una serie de sensores mioel√©ctricos que detectan las lev√≠simas se√Īales que se producen en los m√ļsculos durante un fen√≥meno del habla llamado subvocalizaci√≥n, el habla silenciosa.

Cuando pensamos en decir algo, el cerebro env√≠a se√Īales a los m√ļsculos de la lengua, la boca y los labios para prepararlos. Todav√≠a no hemos pronunciado ni un sonido, pero es c√≥mo si habl√°ramos para nosotros mismos. La mayor parte de personas hacen esto de manera inconsciente cuando leen un libro.

Primer prototipo del dispositivo
Photo: MIT Media Lab

Advertisement

El caso es que la subvocalizaci√≥n puede ser interpretada por una m√°quina. Para ello, el equipo del MIT ha integrado una serie de sensores mioel√©ctricos que registran las se√Īales el√©ctricas de los m√ļsculos. Una red neural interpreta estas se√Īales, y las convierte en palabras que puede pronunciar un sistema de voz.

De momento, AlterEgo est√° en sus comienzos y tiene muchas limitaciones. Para empezar, hay que ense√Īar a la red neural a reconocer e interpretar a cada persona, lo que lleva un cierto tiempo. La raz√≥n es que, igual que cada persona tiene una voz diferente, resulta que cada una pronuncia las palabras de subvocalizaci√≥n con su propio acento. La tasa de exito del dispositivo interpretando palabras es del 92%.

Para continuar, AlterEgo a√ļn no permite una conversaci√≥n fluida. Tan solo reconoce unas 20 palabras sueltas. Esto es solo una cuesti√≥n de potencia de c√°lculo que puede resolverse con tiempo y procesadores. Finalmente, no puede decirse que el dispositivo sea discreto, pero la miniaturizaci√≥n y el dise√Īo es algo que puede incorporarse despu√©s. De momento, el prototipo del MIT ya funciona y puede ser √ļtil como sistema de control por voz, pero sin voz, o para aplicaciones en las que el ruido ambiental no permite comunicarse bien. En el futuro, AlterEgo quiz√° se convierta en el est√°ndar de manos libres para smartphones. [MIT Media Lab v√≠a Science Alert]