La semana pasada os hablábamos del descubrimiento de un nuevo polímero plástico capaz de regenerarse a un ritmo 100 veces superior a los materiales conocidos hasta ahora. La revista Nature ha publicado un vídeo en el que puede verse este sorprendente proceso de "curación" al microscopio.

El polímero se basa en un sistema no muy distinto al de los seres vivos. La lámina de polímero está surcada por una red de microcanales con dos líquidos. Al producirse una rotura o un corte, los conductos se rompen y "sangran", y los dos líquidos se mezclan. Las propiedades de estos polímeros permiten que el líquido siga fluyendo hasta cerrar completamente la rotura.

Aunque este tipo de materiales llevan un tiempo en circulación, es la primera vez que se logra un compuesto capaz de regenerar tan rápido, y en roturas mucho más grandes. Entre sus aplicaciones podría estar el desarrollo de materiales de seguridad para la industria aeronáutica. [Nature]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)