Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Esto es lo que debe suceder para que el coronavirus de Wuhan sea declarado una pandemia

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Getty Images.

En los últimos días, algunos expertos en salud pública y científicos han comenzado a mencionar la temida palabra que comienza por la letra “P”, cuando hablan acerca de la epidemia emergente del nuevo coronavirus que ya ha infectado al menos a 24.000 personas y ha matado a más de 400. Esa palabra es “pandemia”. Pero, ¿cuándo sabremos si el coronavirus de Wuhan, conocido como 2019-nCoV, se ha extendido lo suficiente como para realmente convertirse en una pandemia?

Advertisement

Según su definición más básica, lo que determina una pandemia es la escala de la epidemia, asegura Brandon Brown, epidemiólogo de la Universidad de California Riverside, en Estados Unidos.

Advertisement

“Una pandemia es una epidemia de proporciones mundiales y, en el caso de un virus, la mayoría de las personas no son inmunes al virus”, dijo Brown a Gizmodo.

Aunque las pandemias del pasado, como la Peste Negra en el siglo XIV y la gripe de 1918, han ganado notoriedad por diezmar a la población mundial, la letalidad o mortalidad de una epidemia no es realmente importante para decidir si se trata de una pandemia o no. El hecho de que 2019-nCoV solo mate al 2% de sus víctimas (y posiblemente incluso menos que eso, si no se detectan muchos casos más leves) no descalifica al virus para convertirse en una pandemia.

Advertisement

Se han documentado casos de 2019-nCoV, un virus que causa enfermedades respiratorias y neumonía en sus víctimas, en al menos 25 países, incluyendo Estados Unidos. Pero en este momento, el epicentro del brote permanece en China. Y aunque estamos comenzando a ver casos aislados de transmisión de persona a persona en otros países, lo que indica su potencial para extenderse aún más, todavía no existen demasiados casos. La mayoría de los diagnósticos fuera de China (más de 150, hasta el 4 de febrero) hasta ahora han involucrado a personas que contrajeron el virus mientras estaban de viaje en China.

Advertisement

“Los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han dicho que el nuevo coronavirus no es una pandemia, sino una epidemia con múltiples focos, ya que la cantidad de casos fuera de China continental son pocos”, señaló Brown, refiriéndose a una declaración hecha el miércoles por Sylvie Briand, directora del programa mundial de preparación de riesgos infecciosos de la OMS.

No existe un número establecido de países donde se propaga un brote que deba alcanzarse para que la Organización Mundial de la Salud active la alarma de pandemia. Pero si el número de casos continúa aumentando, y especialmente si aparecen pruebas de transmisión sostenida de persona a persona en países fuera de China, la OMS puede decidir cambiar de opinión, de manera similar a cómo cambiaron su decisión de declarar a la epidemia como una emergencia de salud mundial la semana pasada, agregó Brown.

Advertisement

Todavía hay muchas cosas que se desconocen acerca de 2019-nCoV que nos darían una mejor idea de la probabilidad de una pandemia. No sabemos si el virus puede transmitirse de una persona antes de que comiencen sus síntomas, o de alguien que nunca se enferme. Esta semana se desmintió un informe reciente que sugiere que se había producido una transmisión asintomática en Alemania. Además, solo tenemos una idea aproximada de cuán contagioso podría ser el virus.

Los primeros informes han estimado que el virus R0, una medida de cuántas personas en promedio son infectadas por una sola persona enferma en una población completamente vulnerable, es mayor que la última pandemia que ocurrió en 2009 y fue causado por una cepa de influenza. Pero R0 es un número engañosamente complejo para precisar, y los expertos han advertido que tomará meses resolver ese número para 2019-nCoV. Sin embargo, un valor R0 más alto no significa necesariamente que un brote se convierta en una pandemia.

Advertisement

El rango estimado actual de R0 de 2019-nCoV (aproximadamente 2) sigue siendo menor que el del SARS, que al principio vio de dos a cinco casos nuevos por cada víctima infectada. El SARS desapareció en seis meses, causando 8.000 casos y casi 800 muertes. Las drásticas (y a veces criticadas) intervenciones que los países han emprendido para limitar la propagación de 2019-nCoV, como las prohibiciones de viaje hacia y desde China y las cuarentenas de viajeros, aún podrían permitir detener su propagación global, dijo Brown.

Advertisement

Pero si bien el SARS probablemente fue más mortal, la gran cantidad de casos de virus de Wuhan podría conducir a un mayor número de muertes. Incluso si el nuevo coronavirus no se convierte en una pandemia, también existe la posibilidad de que se convierta en otra enfermedad que habitualmente enferma y a veces mata a las personas. El miedo y la paranoia que ha avivado el virus ya están afectando al mundo.

Muchas variables podrían cambiar en los próximos días y semanas, las cuales podrían convertir a este brote en algo mucho peor. Pero por el momento, si vives fuera de China, no es hora de entrar en pánico por el coronavirus.

Advertisement

“Las personas que viven en los Estados Unidos aún no deberían estar preocupadas”, dijo Brown. “Solo hay 11 casos conocidos del nuevo coronavirus en el país, mientras que ahora tenemos casi 20 millones de enfermos de gripe en la temporada de gripe actual, y al menos 10.000 muertes por gripe en esta temporada”.

Share This Story

Get our newsletter