Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Fallos que han podido causar el contagio del ébola fuera de África

El mundo entero está ahora mismo pendiente de España por ser el país fuera de África donde se ha producido el primer contagio de ébola. Teresa Romero, una auxiliar de enfermería que atendió al misionero fallecido de ébola, Manuel García Viejo, trasladado desde Sierra Leona, dio ayer positivo en el test del virus. La mujer está ahora mismo aislada en el hospital Carlos III recibiendo tratamiento experimental, junto a otras tres personas con las que tuvo contacto directo, entre ellas su marido. Ahora, una de las preguntas clave es esta: ¿cómo pudo contagiarse, qué falló?

Advertisement

El Ministerio de Sanidad español está investigando lo ocurrido y asegura que se tomaron todas las medidas indicadas por las normativas europeas y los protocolos marcados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, evidentemente algo falló. ¿El qué?

Expertos consultados por Gizmodo en Español son cautos a la hora de señalar posibles fallos hasta que se esclarezca lo ocurrido, pero apuntan uno que ha podido influir por encima de todos: la ausencia de un plan para formar al personal sanitario en estos casos de emergencia.

"Es muy difícil que se dé una causa única, pero desde luego lo que no está funcionando son los sistemas de formación a personal sanitario. ¿Cómo es posible que existan para temas mucho menos graves y no para estas emergencias?", señala en conversación telefónica Máximo González, presidente del Consejo General de Enfermería. Es uno de los puntos en los que coinciden muchos profesionales. Pero hay más.

1) Ausencia de formación a personal sanitario

"Hay que analizar todos y cada uno de los pasos dados, pero donde nosotros tenemos más dudas es en la ausencia que ha habido de formación al personal sanitario que ha atendido a los misioneros infectados del virus del ébola. No es que se haya hecho mal, es que no se ha hecho", explica Máximo González, responsable de la organización que agrupa a más de 200.000 profesionales de la enfermería colegiados en España.

Advertisement

Los profesionales sanitarios, a través del Consejo General de Enfermería, entre otros organismos, denuncian la falta de "información y formación" sobre los protocolos a seguir en estos casos. Está por ver el número de horas exactas de formación que recibió Teresa Romero, de quién las recibió y qué seguimiento se hizo, pero todo apunta a que ha sido insuficiente. El problema de hecho ya lo denunciaron en julio en un juzgado trabajadores de enfermería del Hospital La Paz de Madrid.

Rafael Jesús, experto en seguridad sanitaria y prevención de riesgos, coincide. "Cabe el error humano, la equivocación, todo es posible, pero creo que hay muchas más probabilidades de que algo haya fallado en la cadena de prevención", apunta. Y señala a otro posible foco de problemas: el material utilizado.

Advertisement

2) ¿Trajes (y uso) adecuados?

Advertisement

"La directiva europea 2000/54 califica el virus del ébola de máximo nivel de riesgo, nivel 4. En este nivel se necesita un equipamiento muy claro y aislamiento estricto. Se recomiendan mascarillas FFP3, de máximo nivel de seguridad, para cualquiera que esté a un metro del infectado y, en base a las imágenes que hemos visto, presumo que no se han utilizado", explica Rafael Jesús.

Efectivamente, muchas de las fotos tomadas del personal sanitario mostraban diferencias no solo en las mascarillas, también en los trajes. Estas diferencias tendrán que ser analizadas en la investigación, pero algunos expertos en bioseguridad consultados ya apuntan a la utilización en algunos momentos de material de nivel 2 de bioseguridad y no 4 como se necesitaba. Agrupaciones sindicales como CSI-F señalan también que los profesionales sanitarios no contaban con el equipamiento necesario.

Advertisement

También hay dudas sobre cómo se utilizó todo este material, especialmente a la hora de quitarse los trajes aislantes, guantes y resto de equipamiento. Hay un protocolo claro sobre cómo hacerlo porque es un momento de alto riesgo de contagio en caso de que cualquier fluido portador del virus entre en contacto con la piel. Fuentes consultadas señalan que sin la formación adecuada, es muy fácil que se produzca un error en esta fase.

3) Dudosa vigilancia activa a personas en riesgo de contagio

"Además de la formación y los controles de ingeniería (habitáculo, materiales utilizados, aislamiento...) hay otro foco que ha podido generar problemas: la vigilancia de la salud de todos los trabajadores implicados en el tratamiento de los misioneros infectados", dice Rafael Jesús. Se estima que han sido unos 30 profesionales en total.

Advertisement

La propia secuencia de acontecimientos evidencia que algo falló. A la auxiliar de enfermería contagiada se le permitió tomarse vacaciones a partir del día 26, día siguiente tras el fallecimiento del misionero Manuel García Viejo. Comenzó a mostrar los primeros síntomas el 30 de Septiembre, pero no ingresó hasta el domingo 5. Es decir, transcurrieron seis días en los que el llamado periodo de "vigilancia activa supervisada" que figura en los protocolos no se cumplió a rajatabla. Tanto la persona como la institución son responsables, explica el protocolo de Sanidad, de "detectar cualquier síntoma sospechoso, contactando diariamente para detectar precozmente la presencia de signos o síntomas de la enfermedad". O no se hizo, o se hizo de forma deficiente.

4) Improvisación posterior

Advertisement

Personal sanitario del Hospital del Alcorcón de Madrid, donde fue ingresada inicialmente Teresa Romero. el domingo 5 de octubre, han explicado a Diario Enfermero la situación de confusión vivida durante las primeras horas tras conocerse el positivo de ébola. "Antes de ingresar en el hospital de Alcorcón, esta auxiliar se fue directamente al hospital Carlos III, pero allí no la atendieron, le dijeron que se fuera a su hospital de referencia y que si daba positivo volviera. La tuvieron de aquí para allá", explican a Diario Enfermero.

Aseguran además que una vez ingresada en el Hospital de Alcorcón, solo fue aislada con un biombo. El personal sanitario que la atendió tampoco empleó inicialmente ningún traje de bioseguridad.

Advertisement

En definitiva, muchas dudas en la aplicación de protocolos, materiales de seguridad utilizados y formación a personal sanitario. Dudas por las que la Unión Europea ya exigido explicaciones al gobierno Español.

Fotos: AP Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)

Share This Story