La ministra de sanidad espa√Īola, Ana Mato, acaba de confirmar el primer caso de contagio del virus del √Čbola en suelo europeo. La mujer afectada es una de las enfermeras que cuidaba al religioso Manuel Garc√≠a Viejo, infectado en Sierra Leona, y que falleci√≥ el pasado 25 de septiembre tras ser repatriado. ¬ŅC√≥mo se contagia el √©bola y hasta qu√© punto es preocupante este nuevo caso?

El primer caso europeo

Hasta la fecha solo se hab√≠an registrado dos casos de muerte por el virus √Čbola en Espa√Īa. El primero fue el del padre Miguel Pajares, que muri√≥ el pasado 12 de agosto en el Hospital Carlos III de Madrid tras ser trasladado desde Liberia, donde contrajo la enfermedad. El segundo es el del religioso Manuel Garc√≠a Viejo, fallecido cuatro d√≠as despu√©s de su repatriaci√≥n desde Sierra Leona.

En ambos casos, las v√≠ctimas contrajeron el √©bola en √Āfrica, y fallecieron en Espa√Īa, pero dentro de un entorno de aislamiento. La confirmaci√≥n de la presencia del virus en uno de los auxiliares de enfermer√≠a que trat√≥ a Garc√≠a Viejo (una enfermera de 44 a√Īos cuyo nombre no se ha hecho p√ļblico) abre un mont√≥n de interrogantes en torno al protocolo de seguridad utilizado, y las posibilidades que hay de que la enfermedad se extienda.

Operativo de traslado de Miguel Pajares, el primer fallecido espa√Īol por √Čbola. Foto: AP

Advertisement

Características del ébola

A diferencia de la gripe, el virus del √©bola no sobrevive f√°cilmente fuera de un organismo y, por definici√≥n, no se contagia por v√≠a a√©rea, sino por contacto directo con fluidos corporales infectados, como la sangre, la saliva, el sudor, la orina o los v√≥mitos de personas enfermas o ya fallecidas. El per√≠odo de incubaci√≥n de la enfermedad var√≠a de 2 a 21 d√≠as, aunque lo m√°s normal es de 5 a 12 d√≠as. Seg√ļn la Organizaci√≥n Mundial de la Salud, la tasa de mortalidad del √©bola es elevada, pero variable, y oscila entre el 25% y el 9o% de los casos seg√ļn el brote.

El √©bola no tiene a√ļn vacuna. El √ļnico tipo de tratamiento es el paliativo, destinado a aumentar las posibilidades de supervivencia del paciente. La OMS explica que hay dos candidatas potenciales a vacuna contra la enfermedad, pero a√ļn no han sido reconocidas oficialmente.

Advertisement

Pese a su inquietante tasa de mortalidad, el √©bola es una enfermedad relativamente poco contagiosa en comparaci√≥n con otras. El director del Centro de Control de Enfermedades (CDC) estadounidense, Tom Frieden explica que esta fiebre hemorr√°gica tiene un n√ļmero b√°sico de reproducci√≥n (R0) muy bajo. Este n√ļmero define la cantidad media de personas a las que un √ļnico paciente infectado puede llegar a contagiar. El R0 del √©bola es de entre 1,5 y 2 personas. La cifra es similar a la de la Hepatitis C, y muy inferior a la de otras enfermedades como las Paperas, o el SIDA.

Difícil de contagiar

Hay varios factores que explican que el ébola tenga un R0 bajo. El primero es que, como explican en NPR, el ébola solo es contagioso cuando las personas ya sufren síntomas de la enfermedad, no cuando la están incubando. Eso limita mucho las posibilidades de que el virus se extienda.

Advertisement

El segundo factor que limita la extensión del ébola son las propias vías de contagio. Stephen Morse, epidemiólogo y virólogo de la Universidad Columbia en Nueva York explica que "teóricamente, hay suficientes virus en la saliva o el sudor de una persona enferma como para contagiar la enfermedad mediante un estornudo o un roce casual. Sin embargo, en la práctica, el virus no puede atravesar la barrera de la piel por sí solo." En otras palabras, el virus debe tener acceso a una herida abierta o a las mucosas (llevarse las manos a la boca o a ojos después de tocar material contaminado...) para poder infectar a otra persona.

Seg√ļn el CDC, el contagio tambi√©n puede producirse por contacto con instrumental m√©dico contaminado que se haya utilizado para tratar enfermos de √©bola. Esto sit√ļa al personal m√©dico como el principal grupo de riesgo ante la enfermedad. El contagio a trav√©s de otros medios, como animales muertos solo se produce en lugares donde el virus est√° presente en animales, como es el caso de los murci√©lagos en √Āfrica.

Fallo en los protocolos

Advertisement

Traslado de Miguel Pajares desde la base aérea de Torrejón de Ardoz, en Madrid. Foto: AP

Por supuesto, el hecho de que el virus del √Čbola tenga un R0 bajo no significa que no sea contagioso ni mucho menos. En el caso de la enfermera afectada en Espa√Īa, parece que la infecci√≥n se ha producido debido a alg√ļn incidente no reportado durante el traslado al hospital de Manuel Garc√≠a Viejo. Probablemente se trate de un contacto con material contaminado, aunque el origen concreto del contagio a√ļn debe ser determinado con exactitud.

Cuando Miguel Pajares fue repatriado a Espa√Īa, el pasado mes de agosto, el presidente del sindicato m√©dico AMYTS, Daniel Bernab√©u, calific√≥ la decisi√≥n de arriesgada. Seg√ļn Bernab√©u, tan solo un hospital espa√Īol est√° preparado para mantener los protocolos de seguridad que requiere contener un virus como el √©bola.

Advertisement

La enfermera a la que se le ha diagnosticado al enfermedad presentaba s√≠ntomas leves (38,6 grados de fiebre) cuatro d√≠as despu√©s de la muerte de Manuel Garc√≠a Viejo. Sin embargo, los s√≠ntomas no eran concluyentes y se le permiti√≥ irse vacaciones. La asistente solo entr√≥ en la habitaci√≥n del hospital Carlos III donde permanec√≠a el sacerdote Manuel Garc√≠a Viejo en dos ocasiones: una para atenderlo y otra para recoger material tras su fallecimiento. Seg√ļn el Ministerio de Sanidad, hay un total de 30 profesionales que han participado en el traslado y atenci√≥n a los dos fallecidos.

La investigaci√≥n en torno a c√≥mo se ha podido producir este primer caso de contagio en suelo europeo a√ļn continua. Adoptar unas medidas de prevenci√≥n normales, unidas a un sistema sanitario m√≠nimamente eficiente, deber√≠an servir para que la extensi√≥n de la enfermedad en pa√≠ses europeos se limite, como mucho, solo a casos aislados entre el personal m√©dico que atiende a enfermos repatriados.

Foto de portada: Manuel Garc√≠a Viejo, a su llegada a Espa√Īa. AP Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)