Fin al misterio del cierre del observatorio en Nuevo México: no eran extraterrestres, era pornografía infantil

Imagen: Sunspot

Fin al misterio que ha tenido en los últimos días a los amigos de la conspiración en alerta. El misterioso caso del cierre del observatorio en Nuevo México (FBI mediante) no eran los extraterrestres ni espías chinos. Era un caso de pornografía infantil.

Como explicamos estos días, sin previo aviso, las instalaciones Sunspot del Observatorio Solar Nacional en Nuevo México se cerraron el pasado 6 de septiembre debido a “un problema de seguridad”, razón por la que sus empleados fueron reubicados sin ninguna explicación.

Advertisement

La situación era perfecta para dejar volar la imaginación de muchos. La remota ubicación en lo alto del Bosque Nacional Lincoln y los comentarios de los lugareños contando a los medios que no tenían idea de lo que estaba sucediendo agregaron el combustible perfecto para la llegada de las conspiraciones.

Sin embargo, el observatorio abrió el pasado lunes junto a un comunicado donde decían lo siguiente:

AURA ha estado cooperando con una investigación policial en curso sobre una actividad criminal que ocurrió en Sacramento Peak. Durante este tiempo, nos preocupamos de que un sospechoso en la investigación pudiera representar una amenaza para la seguridad del personal y los residentes locales.

AURA determinó que mover la pequeña cantidad de personal en el sitio y residentes fuera de la montaña era la medida más prudente y efectiva para garantizar su seguridad.

Dicha actividad criminal ha resultado ser pornografía infantil. Una orden de registro emitida el 10 de septiembre explica cómo agentes encubiertos del FBI comenzaron a notar tres direcciones IP registradas desde el observatorio, descargando y distribuyendo pornografía infantil.

Al parecer, desde julio los federales han estado rastreando y monitoreando dispositivos atados al observatorio solar, espacio desde el que alguien había estado descargando y distribuyendo cientos de estos archivos.

Las pesquisas llevaron a los agentes a contactar con el director del observatorio. Descubrieron que uno de los puntos de acceso inalámbrico estaba ubicado dentro del Telescopio Dunn y que el individuo que fuera estaba activo en la red entre las 6 p.m. y 5:30 p.m. 

Advertisement

A finales de agosto el jefe del observatorio se encontró un portátil negro escondido en unas oficinas de las instalaciones. El hombre dio la voz de alarma a los federales y la investigación se aceleró.

Finalmente resultó ser de un conserje que comenzó a trabajar en el observatorio el año pasado. El hombre se sabía acorralado y llegó a decir que había un asesino en el observatorio, motivo por el que se decidió cerrar y evacuar hasta que el FBI finalizase la investigación. [Buzzfeed]

Share This Story

About the author

Miguel Jorge

私たちは、ギズモードが大好き

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: A538 E9AD 005E F2CB C29C BE2F 0401 2B5D D41F C01FPGP Key