Happy, de Pharrell Williams, ha sido uno de los temas más escuchados y bailados desde finales de 2013. Su vídeo oficial en YouTube tiene casi 524 millones de visitas. Sin embargo, la popular canción podría desaparecer de la plataforma de Google junto a otros 20.000 temas si prospera una demanda millonaria.

Todo comenz√≥ este pasado mes de noviembre cuando YouTube present√≥ su nuevo servicio de m√ļsica en streaming YouTube Music Key. El lanzamiento disparo las alarmas de Irving Azoff, empresario y representante de una larga lista de artistas como el propio Pharrell Williams, The Eagles, Fleetwood Mac, John Lennon, o Cristina Aguilera.

Advertisement

Azoff, a trav√©s de su organizaci√≥n de gesti√≥n de derechos de autor Global Music Rights pidi√≥ a YouTube retirar m√°s de 20.000 canciones sobre las que, seg√ļn √©l, no tienen derechos de autor. La negativa de YouTube ha ido subiendo la tensi√≥n entre Google y Global Music Rights hasta el punto de que ahora Azoff amenaza con una demanda de 1.000 millones de d√≥lares si YouTube no retira las canciones afectadas.

La cuesti√≥n es que no est√° del todo claro si YouTube tiene o no los derechos para reproducir p√ļblicamente estas canciones. Lo que ha colmado la paciencia de Azoff y sus abogados es la negativa de Google a presentar documentos que acrediten estos derechos que muy bien podr√≠an existir en virtud de acuerdos globales anteriores con otras productoras. Google se refugia en que ya dispone de un procedimiento para referir temas que vulneran el copyright, y que por tanto no est√° obligado a presentar documentaci√≥n general relativa a esos derechos.

Advertisement

Lo que propone Google es que, si hay alg√ļn v√≠deo infractor de copyright, los abogados de Azoff utilicen la propia plataforma para denunciarlo. Semejante labor ser√≠a un trabajo tit√°nico, ya que las 20.000 canciones probablemente afecten a cientos de miles de v√≠deos.

La negociación entre los abogados de Irving Azoff y los de Google está volviéndose cada vez menos amistosa, y el empresario ya ha amenazado con llevar la cuestión a los tribunales en un juicio que promete traer mucha cola. [vía The Hollywood Reporter]

Foto: AP Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)