Image: Li Wordson (Nappy)

Cuando pides un aumento de sueldo tendrás más éxito si te centras en el valor que aportas a la compañía, en lugar de en tus propias necesidades. No deberías decir algo como “Hey, tengo facturas que pagar y no me has subido el sueldo en años”, aunque sea verdad. ¿Entonces qué dices?

Advertisement

Es mejor que pienses en tu solicitud como una fórmula, una que se parece un poco a esto: Introducción + Valor + Precio + Conclusión. Aquí encontrarás la base para cada uno de los factores.

Introducción: en primer lugar debes preceder tu solicitud con una pequeña introducción. Algo así como, “muchas gracias por aceptar verme. Llevo 5 años trabajando para [nombre de la compañía]. En ese tiempo he ayudado a la compañía a crecer a medida de que yo crecía con ella”.

Valor: entonces, recuérdales tu valor. Enumera algunos de tus logros recientes más importantes (por eso siempre recuerda apuntarlos). Cuantifica tanto como sea posible. “He ayudado a la compañía a llegar a 2.000 nuevos clientes en apenas tres meses. Creé una presentación que ha sido implementada en cinco de nuestras oficinas. La tarifa estándar para alguien en mi puesto con este nivel de experiencia es de 55.000 dólares al año”.

Advertisement

Precio: después de establecer tu valor, menciona tu precio. ¿Qué es lo que estás buscando exactamente? Por ejemplo, “me gustaría que mi salario coincida con el crecimiento que he tenido con esta empresa, así que quisiera solicitar un aumento salarial de 5.000 dólares al año”.

Conclusión: por último, concluye. Termina tu solicitud por lo alto y expresando tu agradecimiento. Menciona todo el valor que podrás seguir aportando. “Estoy dedicado a ayudar a que este equipo crezca aún más en el futuro, por lo que agradezco su consideración”.

No deberías seguir esta fórmula como si fuera un guión, porque sonará mal. Dicho esto, te podría ayudar mucho mantener esta estructura cuando intentes pedir un incremento de sueldo basándote en tus logros y habilidades.