Investigadores de la Universidad de Stanford, en EE.UU., han dado con una nueva técnica para cargar las baterías de implantes corporales de forma inalåmbrica desde fuera del cuerpo. El avance es importante porque podría dar lugar a la creación de implantes tan pequeños como un grano de arroz (igual que el de la foto), algo que hasta ahora era imposible porque necesitaban funcionar con baterías de gran tamaño.

Los detalles de esta nueva tĂ©cnica se han revelado hoy lunes en la publicaciĂłn cientĂ­fica Proceedings of the National Academy of Sciences. La idea inicial del proyecto, liderado por la profesora de ingenierĂ­a elĂ©ctrica de Stanford Ada Poon, era eliminar las aparatosas baterĂ­as y sistemas de recarga que aĂșn utilizan marcapasos, estimuladores nerviosos y otros implantes. Si las baterĂ­as no son un problema, se podrĂ­an crear implantes diminutos para tratar un gran nĂșmero de dolencias de forma efectiva, en lugar de hacerlo a travĂ©s de medicamentos.

El equipo de Poon creĂł el marcapasos de la imagen que es casi del tamaño de un grano de arroz. Se puede cargar simplemente acercĂĄndole una fuente de energĂ­a del tamaño de una tarjeta de crĂ©dito, pero desde fuera del cuerpo. Esta tĂ©cnica, que han bautizado como "transferencia inalĂĄmbrica de campo intermedio", consiste en transmitir unas ondas especiales de campo cercano que cambian de caracterĂ­sticas segĂșn pasan del aire al cuerpo y, dentro de este, segĂșn atraviesan diferentes tipos de tejidos. En lugar de ser absorbidas, se propagan, por lo que son capaces de llegar a las zonas mĂĄs profundas del cuerpo y cargar los pequeños implantes.

Los investigadores han probado con Ă©xito esta tĂ©cnica en cerdos y conejos; el siguiente paso serĂĄ probarlo en humanos. La disponibilidad comercial de un micro-implante de este tipo, recargado de forma inalĂĄmbrica, estĂĄ aĂșn muy lejos de convertirse en realidad, pero ahora al menos ya sabemos que es posible.

Advertisement

Debajo puedes ver a los investigadores del proyecto explicar (en inglés) cómo lo han conseguido. [vía Stanford]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)