Investigadores de la Universidad de Stanford, en EE.UU., han dado con una nueva t√©cnica para cargar las bater√≠as de implantes corporales de forma inal√°mbrica desde fuera del cuerpo. El avance es importante porque podr√≠a dar lugar a la creaci√≥n de implantes tan peque√Īos como un grano de arroz (igual que el de la foto), algo que hasta ahora era imposible porque necesitaban funcionar con bater√≠as de gran tama√Īo.

Los detalles de esta nueva t√©cnica se han revelado hoy lunes en la publicaci√≥n cient√≠fica Proceedings of the National Academy of Sciences. La idea inicial del proyecto, liderado por la profesora de ingenier√≠a el√©ctrica de Stanford Ada Poon, era eliminar las aparatosas bater√≠as y sistemas de recarga que a√ļn utilizan marcapasos, estimuladores nerviosos y otros implantes. Si las bater√≠as no son un problema, se podr√≠an crear implantes diminutos para tratar un gran n√ļmero de dolencias de forma efectiva, en lugar de hacerlo a trav√©s de medicamentos.

El equipo de Poon cre√≥ el marcapasos de la imagen que es casi del tama√Īo de un grano de arroz. Se puede cargar simplemente acerc√°ndole una fuente de energ√≠a del tama√Īo de una tarjeta de cr√©dito, pero desde fuera del cuerpo. Esta t√©cnica, que han bautizado como "transferencia inal√°mbrica de campo intermedio", consiste en transmitir unas ondas especiales de campo cercano que cambian de caracter√≠sticas seg√ļn pasan del aire al cuerpo y, dentro de este, seg√ļn atraviesan diferentes tipos de tejidos. En lugar de ser absorbidas, se propagan, por lo que son capaces de llegar a las zonas m√°s profundas del cuerpo y cargar los peque√Īos implantes.

Los investigadores han probado con √©xito esta t√©cnica en cerdos y conejos; el siguiente paso ser√° probarlo en humanos. La disponibilidad comercial de un micro-implante de este tipo, recargado de forma inal√°mbrica, est√° a√ļn muy lejos de convertirse en realidad, pero ahora al menos ya sabemos que es posible.

Advertisement

Debajo puedes ver a los investigadores del proyecto explicar (en inglés) cómo lo han conseguido. [vía Stanford]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)