Lo de que haya cámaras en las tiendas ya es algo a lo que nos hemos acabado acostumbrando, pero en Japón están desarrollando un sistema que utiliza Kinect para algo más que para vigilar a amigos de lo ajeno. Fujitsu está utilizando el sensor de Microsoft para intentar averiguar cómo y por qué compramos.

La aplicación utiliza Kinect para registrar los movimientos de un comprador determinado y tratar de deducir por qué elige un producto determinado y no otro, si duda más o menos al elegir o si finalmente se lleva otra cosa.

El objetivo es doble. Por un lado, se trata de extraer datos útiles con los que el fabricante pueda saber qué artículos se venden más. Por otra, se intenta averiguar qué es lo que nos mueve a la hora de comprar. Todavía no hay fecha para que el sistema se comience a probar en tiendas [Diginfo News]