Imagen: Toyota

La Agencia Espacial Japonesa y el fabricante de automóviles Toyota han firmado un acuerdo de colaboración muy interesante. El objetivo es desarrollar un nuevo tipo de rover lunar completamente presurizado y ponerlo en la Luna para que los astronautas que la pisen en las próximas misiones puedan usarlo.

El acuerdo se prolongará tres años durante los cuales JAXA y Toyota diseñaran y probarán todos los sistemas necesarios para construir el vehículo. La idea es tener un prototipo funcional para 2022, probarlo durante varios años y fabricar la versión definitiva y apta para poner en órbita en 2027. El lanzamiento del vehículo tendría lugar en 2029.

Jaxa no ha especificado si será su agencia la que tripule este rover o lo harán otras. Su objetivo, por el momento, es hacerlo realidad. A la vista de la nueva fiebre que les ha entrado a las agencias espaciales por regresar a la Luna, potenciales clientes no le van a faltar. Las nuevas misiones Artemis de la NASA quieren poner astronautas en el polo sur lunar para 2024. De hecho la idea de Estados Unidos es construir una base permanente en órbita lunar y usarla para repetidas misiones a la superficie de nuestro satélite en busca de recursos y agua. La ESA tiene una hoja de ruta similar, así como India y China. Hasta hay compañías privadas interesadas en explorar la Luna para futuras instalaciones mineras.

El uso de un rover lunar como el planeado por la JAXA haría este trabajo mucho más efectivo. De hecho, la idea de la agencia japonesa es desarrollar un vehículo pensado para analizar el terreno y aumentar el radio de exploración de futuras misiones a nuestro satélite.

Advertisement

No es la primera vez que llevamos un rover tripulado a la Luna. Las tres últimas misiones Apollo ya usaron vehículos descubiertos entre 1971 y 1972, pero la idea de un todoterreno cerrado y presurizado es infinitamente más atractiva. [Toyota vía Space]