Imagen: NASA

¿Y si los excrementos de los astronautas son la gran solución al problema de los alimentos en misiones futuras en el espacio? Bajo esa premisa, un equipo de investigadores ha ideado una forma de utilizar microbios para descomponer los desechos humanos sólidos y líquidos y convertirlos en “alimento”.

Para ser más exactos, el equipo de la Universidad de Pensilvania ha ideado una forma de descomponer la caca de forma muy rápida, al tiempo que minimizan la posibilidad de que se desarrollen patógenos. La sustancia que queda podría usarse en alimentos espaciales.

Advertisement

Para ello, realizaron pruebas donde combinaron heces con un número selecto de microbios en un sistema cilíndrico de aproximadamente un metro de largo. Esto provocó un proceso llamado digestión anaeróbica, similar al que se encuentra en nuestras propias entrañas. La pila original de desechos se descompone sin necesidad de oxígeno.

Imagen: NASA

Con todo, lo más importante ocurrió después: fueron capaces de extraer nutrientes de los desechos descompuestos y usar un reactor microbiano para producir un tipo de alimento a partir de ellos. Con un 52% de proteínas y un 36% de grasas, la biomasa producida con el microbio M. capsulatus, el cual absorbe metano, podría proporcionar un gran valor nutricional para los astronautas.

Advertisement

Además, para reducir las posibilidades de que los patógenos dañinos se desarrollen a mitad de la conversión, los investigadores también lograron cultivar otros microbios útiles en ambientes alcalinos y de alta temperatura, donde las bacterias y los virus luchan por sobrevivir.

A partir de aquí, se necesitará más investigación para ajustar las fórmulas que se usaron y confirmar que esto es realmente algo que puede funcionar en el espacio. Mientras tanto, la sorprendente idea está ahí: los excremento de astronauta podrían convertirse en actores principales para su dieta en el espacio. [ScienceAlert]