En la segunda guerra mundial, ambos bandos tomaron precauciones ante un eventual ataque qu├şmico. En Estados Unidos, Disney y el fabricante Sun Rubber Company crearon esta m├íscara antig├ís con la cara del rat├│n Mickey para intentar hacer menos aterradora para los ni├▒os la situaci├│n de tener que usarla.

Se produjeron mil de estas m├íscaras en 1942 y, en 1944, la marina les dio el visto bueno. De hecho se pretend├şa crear m├íscaras con la cara de otros personajes infantiles de Disney. El fin de la guerra interrumpi├│ el proyecto y apenas un pu├▒ado de estas extra├▒as piezas sobrevive en la actualidad. Una de ellas puede verse en el museo de armas qu├şmicas del ej├ęrcito en Fuerte McClellan, Alabama. Otra pertenece al museo de la 45 Divisi├│n de infanter├şa y se dice que una tercera es el prototipo de Disney que la compa├▒├şa custodia en Burbank.

La m├íscara era una versi├│n pensada para ni├▒os de entre 18 meses y cuatro a├▒os. Lejos de ser una maniobra de cara a la galer├şa, las m├íscaras antig├ís fueron un asunto muy serio para ambos bandos. En la primera guerra mundial se utilizaron masivamente agentes qu├şmicos que mataron a m├ís de 100.000 personas e hirieron a millones.

La crueldad de estos productos, el miedo a represalias equivalentes, y el hecho de que ambos bandos estaban muy preparados hicieron que no llegaran a usarse, afortunadamente, durante la segunda guerra mundial. [GasMaskLexikon, AtlasObscoura]

Advertisement

Image credit: AP, Allison Meier/Atlas Obscura