En el mundo hay muchas fuentes que aseguran ser la m√≠tica fuente de la eterna juventud, pero s√≥lo una es la original. Est√° en la ciudad de Punta Gorda, en Florida y, aunque a√ļn no ha hecho eterno a nadie, sus habitantes aseguran que alarga la vida. Se da la curiosa circunstancia de que la fuente tambi√©n es ligeramente radioactiva.

La leyenda cuenta que el explorador espa√Īol Juan Ponce de Le√≥n recorri√≥ Florida en busca de tan m√≠tico manantial. Gracias a los viajes de este explorador, el estado cuenta hoy con decenas de fuentes de la eterna juventud. La m√°s popular es esta de Punta Gorda. Los habitantes de esta peque√Īa ciudad beben de sus aguas desde 1894.

Advertisement

En 1974, el gobierno estadounidense aprob√≥ un acta por la que todas las fuentes p√ļblicas del pa√≠s deb√≠an ser analizadas para verificar sus condiciones de salubridad. La fuente de Punta Gorda se analiz√≥ en 1983, y result√≥ que sus aguas conten√≠an 9,2 picocurios de is√≥topo de radio-226 (Los l√≠mites de radio recomendados son de 5 picocurios por litro).

El gobierno trató de cegar el manantial y reconectarlo la fuente a la red de aguas municipal en 1986, pero se topó con la férrea resistencia de los habitantes de Punta Gorda, y la fuente se quedó con tan sólo un cartel de advertencia.

Advertisement

El radio es un elemento qu√≠mico frecuente en los manantiales naturales. El exceso de radio en la fuente de Punta Gorda se debe a las rocas que forman el subsuelo de Florida, cuya composici√≥n hace que el is√≥topo se acumule en algunos dep√≥sitos de agua subterr√°neos. Los especialistas aseguran que el consumo de agua de la Fuente de Punta Gorda apenas aumenta la incidencia de padecer c√°ncer. Las probabilidades de que el agua de la eterna juventud nos enferme es de una entre 20.000 si bebemos sus aguas durante 70 a√Īos.

El agua de la fuente de Punta Gorda también es rica en sulfatos naturales, lo que le da un olor característico y poco agradable. No todo va a ser malo. Sus aguas son muy ricas en magnesio, un mineral considerado beneficioso para el organismo, sobre todo a edades avanzadas. [National Geographic]