Por si el violento pasado de la Luna no fuera suficiente misterio, ahora acabamos de conocer otro más. En una conferencia ayer de la Royal Society, el científico Rick Carlson anunció que la Luna es en realidad varios cientos de millones de años más joven de lo que pensábamos. Este descubrimiento podría cambiar para siempre las teorías sobre la formación de la Tierra.

Según Carlson, nuevos métodos para medir la antigüedad de las rocas que forma la superficie de la Luna (conocidas como regolito) sitúan su nacimiento entre hace 4.400 y 4.450 millones de años. Hasta ahora, el consenso científico apuntaba al origen de la Luna hace 4.560 millones de años. La Luna se formó cuando un objeto celeste del tamaño de Marte chocó contra la Tierra, reduciendo parte de nuestro planeta a roca líquida y esparciendo en órbita restos de roca. Estos restos se enfriaron y unieron para formar lo que hoy conocemos como la Luna.

En un informe sobre los hallazgos de Carlson, la Royal Society explica que la Tierra se formó también probablemente tras alguno de estos choques antes de que se produjera el que dio lugar a la Luna. Como todos los planetas, la Tierra nació en una espiral de polvo y gas alrededor del Sol. Ese disco se compactó muy rápido en rocas que comenzaron a girar alrededor del Sol chocando aún más entre sí.

Advertisement

Cada vez que estas rocas chocaban, se derretían, lo cual a su vez causaba que los metales dentro se hundieran hacia el centro y los gases escaparan hacia fuera flotando y formando atmósferas. Luego, varios cientos de millones de años después, una de estas grandes rocas chocó contra la Tierra ya formada y de ese impacto surgió la Luna.

Advertisement

Este nuevo hallazgo sobre la fecha del nacimiento de la Luna sirve para afinar lo que ya sabemos sobre la Tierra pero para abrir también nuevas preguntas. Parece cada vez más probado que la Tierra ya estaba bien formada antes del impacto que dio lugar a la Luna. Pero, como se pregunta Carlson, ¿podría ese impacto haber eliminado la atmósfera de la Tierra por aquel entonces? Es decir: ¿destruyó el nacimiento de la Luna la primera atmósfera de la Tierra? De ser así, sería la primera experiencia de un cambio climático catastrófico que habría experimentado la Tierra. Y probablemente no el último. [vía Royal Society]