(Actualizado: ¡lo ha conseguido! Lightsail ha desplegado con éxito su vela solar. Puedes leer más aquí). Ha sido un viaje realmente duro para el proyecto Lightsail. La nave con velas solares propuesta por primera vez por el astrónomo Carl Sagan se puso en órbita el pasado miércoles 20 de mayo, pero desde entonces ha tenido que superar numerosos problemas. La tarde del domingo 7 tratará de desplegar por primera vez sus velas solares.

Los problemas de Lightsail no son de extra√Īar. Al fin y al cabo se trata de un proyecto pionero financiado con fondos estrictamente privados y que no depende de ninguna agencia espacial. Sus promotores en The Planetary Society son pr√°cticamente unos novatos en esto de enviar objetos al espacio. Poco despu√©s del lanzamiento, un fallo de software dej√≥ la nave completamente colgada. Este mi√©rcoles, un rayo c√≥smico reinici√≥ de forma fortuita sus sistemas y los t√©cnicos pudieron subir el parche que solucionaba el error del software de su placa.

Advertisement

Lightsail por fin pudo desplegar sus paneles solares, pero se produjo un nuevo error en su sistema de regarga de las baterías. Tras varios ajustes, las baterías volvieron a cargar y la nave está ya operativa. Los responsables de la misión en las estaciones base de California y Georgia planean enviar el comando para desplegar las velas solares a las 14:00 horas del domingo día siete.

Lamentablemente, The Planetary Society no disfruta de la extensa red de satélites que tiene, por ejemplo, la NASA, por lo que solo pueden entrar en contacto con la nave cuando esta sobrevuela Norteamérica. Por esa razón, lo más probable es que no sepamos si la operación ha tenido éxito hasta el lunes.

Advertisement

Aunque no es la primera vez que se pone a prueba un sistema de propulsión basado en velas solares, el experimento de Lightsail es probablemente el más ambicioso que se ha hecho hasta ahora. La misión, incluso a pesar de sus numerosos fallos, está siendo un éxito porque su objetivo es precisamente aprender de esos errores de cara al lanzamiento de una nueva versión mejorada en 2016. Esa nueva Lightsail, que saldrá más allá de la órbita terrestre, será la que determine si el sistema de propulsión basado en el impulso que ofrece el viento solar tiene futuro para mover sondas y satélites en el futuro. [The Planetary Society vía NY Times]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)