La nueva Kinect vendrá junto con todas y cada una de las Xbox One. No hay escape. Pero ahora hará mucho más que control de movimiento: es control de todo tu contenido digital y de tu televisor. Y con voz.

Microsoft va a empujar más que nunca el control de voz a través de la Kinect. Ya venía antes en la Xbox 360, pero ahora está mucho más mejorado. Prácticamente todo en la Xbox One lo podrás controlar con la voz, gracias a los sensores de la Kinect. Podrás controlar los menús con la voz, a la vez que con los gestos y todo desde el sofá, sin mandos de por medio.

Advertisement

Los nuevos sensores de la Kinect calibran tu posición, la forma de tu cuerpo y son capaces incluso de calcular tu ritmo cardíaco cuando estás haciendo ejercicio. Todo esto significa que podrá reconocer por fin caras o manos abiertas y cerradas en lugar de adivinar los movimientos.

Advertisement

La nueva Kinect tiene un sensor 1080p, captura vídeos a 60 fps y es capaz de detectar movimiento de forma mucho más precisa. Detecta el giro de la muñeca o tu equilbrio sobre el suelo. El sensor de campo se ha expandido un 60% y Microsoft asegura que la Kinect puede funcionar a la perfección en plena oscuridad.

El primer vistazo a la Kinect desde luego es impresionante, aunque tendrá que competir con la PlayStation 4 Eye, con resolución 1280 x 800 y con sensores de captura de movimiento muy similares. Conoceremos muchos más detalles de ambos en la feria E3 en junio.