Vote 2020 graphic
Everything you need to know about and expect during
the most important election of our lifetimes
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

La razón por la que (a veces) hay un Toyota Supra de 1993 en una valla publicitaria de San Francisco

Ilustración para el artículo titulado
Captura de pantalla: TheDrive (Facebook)

Una enorme valla publicitaria en el corazón de San Francisco es un espacio de publicidad muy codiciado, pero si conduces por la ruta 101 a su paso por la ciudad en el día adecuado y a la hora precisa, verás el anuncio de un coche que ya no se fabrica anclado casi 30 años en el tiempo.

Advertisement

La valla publicitaria del Toyota Supra de 1993 solo aparece de vez en cuando, y durante cortos periodos de tiempo, por una razón sencilla: normalmente está tapada por anuncios más actuales.

Conocida como “la valla de Salesforce” porque la multinacional puso su logo sobre ella, la valla de la ruta 101 se hizo viral en enero cuando alguien tomó una foto del anacrónico cartel de Toyota a través de la ventanilla de su coche:

Advertisement

La publicidad aparece cada vez que la empresa de cartelería Clear Channel Outdoor cambia las láminas de la valla por otras nuevas. Hoy en día, los anuncios se imprimen en láminas de vinilo que se fijan en las vallas con un adhesivo de alta resistencia, pero antes solían pintarse a mano.

Advertisement

Según The Drive, la imagen del mítico Supra A80 fue el último anuncio pintado a mano antes de que la propietaria de la valla pasara a usar impresiones en vinilo. Sigue ahí porque, en lugar de desperdiciar la pintura, la compañía decidió dejar el anuncio del coche como base para los anuncios futuros.

Lo mejor es que el sol apenas ha desteñido la pintura, y la empresa tiene la intención de dejarla para siempre en la valla (oculta, la mayor parte del tiempo, a los ojos de los conductores). Así que, si pasas por San Francisco el día adecuado, a la hora precisa, quizá puedas ver un anuncio anclado en el tiempo.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter