Photo: Netflix

Esta semana se estrenaba en cines Billionaire Boys Club, un drama policíaco en el que trabaja Kevin Spacey. Las cifras de audiencia no han perdonado al actor. El film se ha estrenado solo en ocho salas de Estados Unidos y ha recaudado 126 dólares el día de su estreno. No ha superado los 500 en su primer fin de semana.

La debacle en taquilla se ve√≠a venir. En octubre del a√Īo pasado el actor Anthony Rapp acus√≥ a Kevin Spacey de acoso sexual. Al caso pronto se sumaron otras alegaciones contra el veterano actor y unas pobres disculpas p√ļblicas que no hicieron m√°s que empeorar su imagen.

Advertisement

El escándalo se saldó con Netflix cancelando toda relación profesional con Spacey y cancelando su participación en proyectos como House of Cards o Gore. Hasta Ridley Scott le volvió la espalda y paró la producción de la película All The Money In The World solo para retirar al actor de todas las escenas.

Otras producciones no tienen tanto presupuesto como Scott. Billionaire Boys Club es un claro ejemplo. La película de Vertical Entertainment anunciço que estrenaría el film sin retocar por respeto al resto del reparto (Emma Roberts, Jeremy Irvine, Cary Elwes, Judd Nelson, y Billie Lourd). No les ha salido muy bien. [vía AV Club]