(Actualización: parece que la NASA ha ido demasiado rápido y no, técnicamente la Voyager 1 no ha salido del Sistema Solar. Lee la explicación aquí). En septiembre de 1977, la NASA lanzó la Voyager I, una sonda diseñada para explorar los planetas exteriores del sistema Solar (de Júpiter hacia fuera). Cumplida su misión, la primera Voyager siguió su camino. Hoy la Agencia por fin ha confirmado su salida hacia el espacio interestelar.

Advertisement

En marzo de este mismo año, un grupo de astrónomos ya publicó indicios de esta salida de la Voyager hacia otros confines del universo, pero la NASA no estaba del todo de acuerdo con los cálculos. Hoy, finalmente, un estudio publicado en la revista Science por el Físico de la Universidad de Iowa, Donald Gurnett, parece haber convencido a la NASA de que el suceso realmente ha tenido lugar.

El estudio se basa en las mediciones del gas ionizado o plasma que rodea a la Voyager, que ahora mismo es 40 veces mayor que en el globo invisible de radiación solar llamado heliosfera que rodea a nuestro sistema.

Advertisement

La densidad del gas ionizado, que ha podido ser medida gracias a la radiación solar que se refleja en la sonda, apunta a que la nave cruzó la frontera de nuestro sistema solar el pasado 25 de agosto de 2012 y ya se halla en el espacio interestelar. Con esa marca, la Voyager I hace historia y se convierte en el objeto de fabricación humana que más lejos ha viajado de la historia.

Aparte de su instrumental, la Voyager I contiene un disco de oro con un mensaje de paz del entonces Secretario General de la ONU, saludos en 55 idiomas, grabaciones de música y sonidos de la Tierra, el aspecto de la especie humana, y coordenadas para que, si hay alguien ahí fuera, pueda localizarnos. [NASA]

Foto: Interpretación artística de la Voyager I / NASA