Mad Max: Fury Road es una joya visual que gan√≥ seis Oscar cuando el a√Īo de su estreno (2015). Su √©xito sirvi√≥ para poner en marcha una nueva entrega dirigida por el propio George Miller, pero cada vez parece m√°s complicado que se haga realidad. Su director y Warner est√°n enzarzados en una agria batalla legal.

Advertisement

Seg√ļn informa The Sydney Herald,¬†la producci√≥n del film se ha paralizado debido a que George Miller ha demandado a Warner. El director reclama a la major un bonus de nueve millones de d√≥lares que la compa√Ī√≠a se niega a pagar. Este dinero extra aplicaba si Miller y su productora (Kennedy Miller Mitchell) eran capaces de terminar Mad Max: Fury Road por debajo del presupuesto fijado, y ese es el motivo de disputa. Seg√ļn Miller, ese presupuesto inicial era de 185,1 millones de d√≥lares. Seg√ļn Warner la cifra era de 154,6.

La demanda se cruza con otra interpuesta por Warner debido a diferencias creativas entre el estudio y el director. Warner reclama a Miller un retraso de 14 meses en la entrega del film, y que el director ignor√≥ completamente las peticiones realizadas desde el estudio. Al parecer Warner pidi√≥ a Miller que rodara un final diferente y este se neg√≥. Tambi√©n hizo caso omiso a eliminar varias escenas que la compa√Ī√≠a hab√≠a pedido retirar.

Todo el asunto está en manos de la Corte Suprema de Nueva Gales del Sur, en Australia, pero independientemente de como se resuelva, todo pinta que Miller no va a volver a trabajar con Warner. Si vemos una secuela, desde luego no será con el genio que nos trajo Fury Road. [The Sydney Herald vía Variety]