En las imágenes se puede apreciar a un tipo con el suficiente valor como para cruzar un destartalado puente en algún lugar remoto de Rusia. Resulta que está catalogado como uno de los más peligrosos del planeta. Sus 570 metros de largo es un tramo que deben atravesar diariamente más de 1.000 personas.

Puente Vitim River. Sergey Dolya

Advertisement

Situado en Siberia, el Puente Vitim River es uno de los más espectaculares del mundo. En realidad, es un antiguo puente ferroviario que cruza el río Vitim dejando a los conductores navegando de forma más que precaria por un pequeño sendero de pocos metros de ancho. Su vieja estructura de metal está cubierta de tablas de madera, la mayoría podridas, que pueden resultar resbaladizas debido al hielo y la nieve frecuente en el área.

El río Vitim es un importante afluente del río Lena. El aterrador puente, con tramos donde se tambalea precariamente sobre el río, es una estructura sin barandillas y demasiado estrecha para un automóvil estándar. De hecho, para cruzar el ruinoso puente los conductores deben conducir por una pequeña senda anterior, también sin barandillas ni seguridad de ningún tipo, siempre con mucho cuidado para evitar caerse al agua congelada.

Advertisement

Puente Vitim River. Sergey Dolya

Durante el invierno siberiano, el puente se vuelve aún más desafiante, ya que la madera se convierte en una capa de hielo que no proporciona tracción alguna a los vehículos. Por ello, en algunas fechas concretas, sobrevivir a este cruce se considera todo un deporte extremo.

El puente fue construido en 1980, originalmente para formar parte del ferrocarril principal de Baikal-Amur, aunque jamás sucedió, dejando a los 1.500 habitantes de la aldea de Kuanda con una construcción a medio hacer que debían atravesar cada día.

Advertisement

Imagen: MCsiden

Por cierto, el puente se encuentra en paralelo a otro puente ferroviario más nuevo, aunque en este caso privado, y forma parte de una de las rutas de aventura por carretera más difíciles del planeta. [RT]