El profesor John Edmark de la Universidad de Standford, en Estados Unidos, diseñó e imprimió en 3D diversas esculturas como la que ves arriba para un experimento. Resulta que al grabarlas en una mesa giratoria iluminadas con un luz estroboscópica parece que cobran vida.

Los diseños están basados en la secuencia de Fibonacci, sucesión matemática que siguen los patrones y fractales en elementos de la naturaleza como flores y piñas de los árboles. Para lograr el efecto, se utilizó una cámara con una velocidad de obturación de 1/4.000 de un segundo. Esto resultó en una exageración de los movimientos que permite apreciar mejor el patrón.

El vídeo abajo muestra los sorprendentes resultados. Además, si te interesa imprimir tus propias esculturas, Edmark publicó los modelos en línea aquí. [Pier 9 vía Boing Boing]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)