Misterio resuelto: la mancha negra de Júpiter es una simple sombra

53.7K
12
Save
Esta es la imagen de Júpiter realizada por Juno el 12 de septiembre de 2019. La mancha negra en realidad es una sombra creada por Ío, una de las lunas del planeta.
Imagen: NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/Kevin M. Gill

Juno, la sonda espacial de la NASA, recientemente hizo unas fotos espeluznantes de Júpiter en las cuales se puede ver una gran mancha negra sobre las nubes agitadas del gigante gaseoso. Parece aterrador, pero hay una explicación perfectamente razonable: es una sombra creada por Ío, la luna volcánica de Júpiter.

Advertisement

La sonda realizó una serie de imágenes espectaculares el 12 de septiembre mientras participaba en el perijove 22, o su vigésimo segundo encuentro cercano, con Júpiter. Juno, que llegó al sistema joviano en julio de 2017, está en una órbita polar muy elíptica que le acerca a las nubes del planeta y luego le aleja de nuevo al espacio profundo.

La sombra de Ío sobre el horizonte de Júpiter.
Imagen: NASA / JPL-Caltech / SwRI / MSSS / Björn Jónsson

Juno estaba aproximadamente 8.000 kilómetros de la superficie cuando su cámara, llamada JunoCam, realizó las imágenes. La sonda está en una trayectoria que le alejará más de ocho millones de kilómetros del planeta antes de acercarle de nuevo para el perijove 23, de acuerdo con Universe Today. La NASA anticipa que Juno realizará aproximadamente una docena más de perijoves, según su agenda, antes de que termine su misión en julio de 2021. No obstante, la misión se podría extender más, si tenemos suerte. Sería una pena que no tuviéramos imágenes como estas y estas.

En esta foto incompleta, lo cual explica la parte que falta en el lado derecho, podemos ver el eclipse de Júpiter. Se ajustaron los colores para destacar las características.
Imagen: NASA / SwRI / MSSS / Tanya Oleksuik
Advertisement

Las imágenes son lo más parecido a un eclipse solar que podamos ver en Júpiter, el planeta más grande del Sistema Solar. Para ser justos, es más bien un eclipse anual porque la sombra de Ío no cubre toda la superficie de Júpiter. Además, en realidad no deberíamos clasificar este evento celestial como un eclipse. Es más bien un tránsito, similar a lo que ocurre cuando los exoplanetas viajan a lo largo de sus estrellas madres, lo cual permite que los astrónomos los detecten desde nuestra posición en la Tierra.

En este gráfico se puede comparar el tamaño de Ío (izquierda) con el de Júpiter (derecha).
Ilustración: ThePlanets.org
Advertisement

Aún así, la sombra es muy grande, e Ío es solo un poco más grande que la Luna de la Tierra. El gran círculo negro se debe a un efecto óptico en el cual el tamaño completo de la sombra de un objeto, la penumbra, se incrementa con la distancia de la fuente de luz, que en este caso es el Sol. Pasa algo similar en la Tierra durante los eclipses solares. De hecho, puedes ver un hermoso ejemplo hecho desde el espacio en 2016 aquí.

Ío es la cuarta luna más grande del Sistema Solar y la más recóndita de los cuatro satélites galileanos de Júpiter. De hecho, la luna volcánica está muy cerca al planeta. Solo necesita 42,5 horas para realizar una órbita completa.

Advertisement

Además de ser de aproximadamente el tamaño de la Luna de la Tierra, Ío también se encuentra a una distancia similar de Júpiter, una proximidad que contribuye a su geología hiperactiva. La gran influencia gravitacional de Júpiter crea un efecto similar al calentamiento de marea sobre Ío. En consecuencia, la luna es el objeto más volcánico del Sistema Solar. Se destaca por tener cientos de volcanes que generan columnas que pueden llegar a una altura de 500 kilómetros sobre su superficie.

Advertisement

Por último, se anticipa que el volcán más grande de Ío, Loki, entrará en erupción en cualquier momento, así que es posible que tendremos más noticias sobre esta luna radical en los próximos días.

Share This Story