Salome Karwah fue portada de la revista Time en 2014 en representación de todos los “luchadores” de la devastadora epidemia de ébola en Liberia. Había superado la enfermedad con 26 años y trabajaba como asistente de enfermería en Médicos sin Fronteras para dar ánimos a otros enfermos.

Karwah falleció el pasado 21 de febrero, cuatro días después de dar a luz a su cuarto hijo por cesárea. Pocas horas después de recibir el alta, empezó a convulsionar y fue llevada de vuelta al hospital, pero su boca llena de espuma consiguió aterrorizar al personal. Según su hermana, Josephine Manley, los sanitarios dijeron que era una superviviente del ébola y nadie quiso entrar en contacto con sus fluidos; nadie le puso una inyección.

Karwah murió al día siguiente. Manley no sabe qué causó las convulsiones, pero cree que algo salió mal durante la cirugía. También cree que Karwah podría haber sobrevivido si hubiera sido tratada de inmediato; o al menos habría tenido una oportunidad. El estigma del virus la terminó de matar.

“Sobrevivió al ébola y después murió de una epidemia más grande, pero silenciosa: el fracaso del sistema de salud”, dijo a Time Ella Watson-Stryker, compañera de Karwah en Médicos sin Fronteras que también apareció en el reportaje de la persona del año. “No tengo palabras”.

[Time vía ABC]