Techno Viking.
GIF: Bingo Bingo (YouTube)

Una chica baila al son de la música electrónica. Un hombre la empuja y parece estar molestándola. Otro hombre, con una musculatura ridículamente definida y un pendiente de Mjölnir colgando de su cuello, la rescata y amenaza al agresor con su dedo. Después comienza a bailar, con unos pasos jamás vistos antes por la humanidad. Él no baila al son de la música, la música suena a su ritmo. Se trata del Techno Viking, y esta es la historia de uno de los primeros memes de internet.

La historia podría haber salido de alguna leyenda de la mitología nórdica, contando cómo uno de los hijos perdidos de Thor, heredero de su legendario martillo, recorre las calles de Midgard para participar en festines llenos de hidromiel y música, solo para terminar rescatando a una doncella en peligro y movilizando una caravana completa de seguidores a su voluntad, quienes le hacen ofrendas y lo adoran como una deidad.

O al menos algo así imaginó internet cuando vi este video, grabado hace casi dos décadas, en el que un hombre rubio baila al son de la música con pasos extraños. Muchos quedaron fascinados, y desde entonces nació uno de los primeros memes de internet, comparable con la leyenda de Chuck Norris y tantos otros que aparecieron por primera vez a inicios o mediados de la década pasada.

La historia del Techno Viking nace en el video, capturado en el mes de julio de 2000 por Matthias Fritsch, un artista que sencillamente estaba experimentando con su cámara grabando algunas tomas de la FuckParade en la ciudad de Berlín, Alemania, un festival musical que nació como una especie de protesta política y sin censura ante otro festival, el Love Parade.

Advertisement

Originalmente, según cuenta Fritsch en un documental, su intención era grabar el festival y mostrar cómo se desarrollaba, mientras jugaba con la perspectiva de la cámara. El nombre original del video era Kneecam No.1 , cámara en la rodilla (o el regazo). Era parte de una serie experimental del autor en la que experimentaba con diferentes perspectivas (por ejemplo otro de sus videos, Buscam No.2, era grabada desde un autobús), los cuales publicó en su página web personal, en la que compartía sus trabajos.

Poco a poco el video se fue haciendo popular. Según Fritsch, cada vez más personas querían verlo, incluso había quienes lo veían más de una vez. Muchos dudaban de que fuera real, imaginando que se trataba de una secuencia de eventos actuados, pero de cualquier forma fue pasando de un curioso a otro a través de correos electrónicos y mensajes de sus teléfonos.

Héroe de día, bailarín inigualable... también de día.
GIF: Bingo Bingo (YouTube)

Advertisement

Fritsch subió el video a YouTube en el año 2006 y pasó desapercibido y sin relevancia durante mas de un año, hasta que en el 2007 comenzó a hacer mucho mas ruido en la plataforma, subido como copia por otros usuarios y siendo visto más de 2 millones de veces en ese tiempo. El autor comenzó a recibir correos electrónicos en los que le preguntaban cosas como los nombres de las canciones presentes en el video, y le sugerían que el Techno Viking debería aparecer en una camiseta.

Según el autor, el video explotó en popularidad tras ser compartido por algún usuario en cierta página web legendaria de origen español con contenido para adultos, esa cuyo nombre comienza por “Pe” y termina con “tardas”, que seguro el amigo de tu amigo conoce muy bien desde hace más de una década.

Advertisement

Lo siguiente fue una explosión de popularidad entre foros y más páginas web, en especial en webs dedicadas al humor, sitios equivalentes a 9gag pero de hace una década, donde por alguna razón solo se compartían imágenes “graciosas”. El equivalente a los pergaminos antiguos egipcios, pero en el mundo de los memes de internet.

Tus ofrendas complacen a Technoviking.

Fristch había dado vida a un fenómeno. Lo que comenzó con un video con una perspectiva experimental, que capturó el glorioso momento en el que un hombre ayuda a una joven que está siendo molestada y después se dedica a bailar mientras recorre las calles de una ciudad en un festival de música, se convirtió en una especie de leyenda. El nombre “Kneecam No.1” fue olvidado, e internet lo bautizó con otro nombre: Technoviking, creando un personaje con historia propia que se relata entre imágenes sacadas del video y GIFs, las cuales llegan acompañadas de un par de palabras. Como si se tratasen de jeroglíficos antiguos que nos cuentan, gota a gota, la historia de algún héroe legendario, o un mito antiguo que habla de un ser valiente y poderoso que lucha contra dragones y otras criaturas fantásticas.

Advertisement

Pero la realidad es diferente: el bueno del Techno Viking es una persona común, como cualquiera de nosotros, que en ese momento llevaba días de fiestas y hasta arriba de drogas, con una musculatura honestamente envidiable, pero que hoy en día vive una vida normal y profesional en Alemania.

Techno Viking se convirtió en Techno Viking sin tener idea ni enterarse de nada, y al principio no le hizo mucha gracia.

Advertisement

Posible imagen inédita del Techno Viking en el mundo salvaje, quizás capturada en fechas cercanas al festival de música donde apareció por primera vez. Nótese el dedo amenazador apuntando al fotógrafo. ¿Estará bien el responsable de la foto?

La identidad original de Techno Viking fue un misterio durante mucho tiempo, de hecho, durante más de una década. Para muchos era la reencarnación de Thor entre nosotros, para otros un guerrero mítico que aparecía solo durante rituales de música electrónica.

Advertisement

Pero no, el Techno Viking es un hombre, un alemán con una historia común que vivió una etapa bastante divertida, alocada, llena de drogas, fiestas, música y músculos. Las webs de WWN y Techno Moves se dedicaron a investigar su identidad, y lograron reunirse con él para conocer más de él, qué lo había llevado a salvar a la chica del video y de dónde había sacado esos pasos de baile que rozan entre lo brillante y lo diabólico.

Se hace llamar Gunther Ackerman, y es el verdadero Techno Viking, aclarando su versión de la historia tras años de dudas y teorías que incluso lo relacionaban con un luchador de UFC, llamado Keith Jardine, lo cual desmintió el mismo profesional del combate cuerpo a cuerpo.

Otra imagen que prometía ser el Techno Viking.
Foto: vía 6am.

Advertisement

“Nunca quise ser famoso. Todo fue un error, un error terrible e inducido por muchas drogas”, comentó Ackerman. Aparentemente, al momento de ser grabado por Fritsch, llevaba cuatro días sin dormir en una fiesta interminable, bailando por las calles de Berlín y muy influenciado por las drogas. “Mis amigos y yo comprábamos algunos gramos de [la droga] speed e íbamos a las fiestas gratuitas en Alemania. Las consecuencias de esos días de fiestas eran terribles”, quizás refiriéndose a la resaca o cruda de proporciones realmente vikingas que sufría después.

En ese entonces trabajaba como leñador, lo que podría explicar su estado físico. Sin embargo, dos años más tarde dejó de trabajar como leñador y se dedicó a estudiar una carrera universitaria. Los motivos de su cambio de profesión son casi tan épicos como el personaje Techno Viking. “Un día me molesté con uno de mis compañeros de trabajo y le di un puñetazo a un árbol. El árbol se cayó, y aterrizó sobre mi supervisor, lo que le rompió una pierna. Ya no hacen drogas como antes, jajaja”.

Tomando en cuenta que era leñador, imagino que el árbol que menciona en su relato no es más que un tronco talado que estaba apoyado sobre una superficie, pero la idea de que haya tumbado un árbol de un puñetazo me resulta demasiado épica como para dejar de pensar en ella.

Advertisement

Otra de las teorías originales acerca de su identidad era que se trataba del luchador de UFV Keith Jardine, pero esta fue desmentida por el profesional del combate.

Sobre su dedo amenazador, Ackerman explica que “un tipo estaba actuando como idiota y empujó a una de las chicas, Jessica, por lo que intervine y lo amenacé con una buena señalada. Señalar a alguien es muy útil cuando hay gente actuando como idiota, no puedes superar un dedo señalándote”, y tiene toda la razón.

Advertisement

Ackerman explicó que bailaba de esa forma porque estaba lleno de adrenalina. “Me metí de lleno en el ritmo, supongo”.

BOY! – Un meme basado en el más reciente juego de God of War.

El tema del Techno Viking no le hizo mucha gracia a Ackerman originalmente. El entonces vikingo bailador mencionó que no sabía que fue grabado por Fritsch, y cuando lo descubrió se molestó. “La maldita víbora tenía la cámara en su regazo y no supe que estaba grabándome. De haberlo sabido en ese momento, lo hubiese aplastado como una pequeña florecita”, comenta.

Advertisement

De hecho, Ackerman demandó a Fritsch por haberlo grabado sin consentimiento muchos años más tarde, y en 2013 el autor del video tuvo que pagar 23.000 euros por daños y gastos legales, lo que lo llevó a declararse en bancarrota y a eliminar la imagen de Ackerman de su documental y del material original.

El baile de Techno Viking incluso está presente en juegos como Fortnite.

Gunther se especializó como biólogo y hoy en día trabaja como investigador en una universidad. “Es un gran cambio de llenarme de speed y pastillas, y mantener el orden en los festivales musicales, ¿sabes? Pero amo lo que hago”. Además, el exvikingo asegura que nunca quiso ser una figura pública y por eso se mantuvo en el anonimato.

Advertisement

Sin embargo, dice la leyenda que cuando suena música electrónica en las calles de Berlín, durante las noches de luna llena en el mes de septiembre, se puede ver una silueta bailando con pasos indescriptibles y señalando criminales y borrachos antes de que ataquen víctimas indefensas.

[Matthias Fritsch / TechnoMoves vía 6am / Wikipedia / Mic]