Imagen: Netflix/Marvel.

SabĂ­amos que iba a suceder. Netflix ha puesto el Ășltimo clavo en el ataĂșd de su catĂĄlogo de series de Marvel, y ha cancelado tanto The Punisher como Jessica Jones, las Ășnicas dos que quedaban “vivas” tras cancelar Daredevil, Luke Cage, Iron Fist y The Defenders. Descansen en paz.

Hace meses Netflix anunciĂł que “nadie los obligarĂ­a a cancelar sus series de Marvel”, haciendo referencia al catĂĄlogo de streaming propio de Disney, que en el futuro tendrĂĄ todos las licencias de Marvel y Lucasfilm, entre otras. Sin embargo, aĂșn asĂ­ la compañía ha cancelado, uno tras otro, todas sus series basadas en historias de Marvel, sin importar el Ă©xito que tuvieron las temporadas mĂĄs recientes de algunas series (como la tercera temporada de Daredevil o la segunda temporada de The Punisher).

En el caso de Jessica Jones la compañía ni siquiera ha estrenado la tercera temporada de la serie, que llegarĂĄ en algĂșn momento de este año, y aĂșn asĂ­ han decidido matar dos pĂĄjaros de un tiro y cancelarla junto a la serie de Frank Castle.

Advertisement

Las series de Netflix y Marvel demostraron que el pĂșblico tiene mucho interĂ©s en historias de superhĂ©roes mĂĄs serias, con tramas mĂĄs adultas y oscuras; algo que volviĂł a quedar demostrado con el Ă©xito de Logan y, por supuesto, con el humor de Deadpool, dirigido para audiencias de mayores de 18 años. Ahora, solo queda esperar para ver quĂ© pasarĂĄ con estos personajes en el futuro, y cĂłmo Marvel planea aprovechar su popularidad actual.

Jon Bernthal, actor que dio vida a Frank Castle, también se despidió de su personaje, ese que muchos extrañaremos. [vía Deadline]

Advertisement

A todos los que han servido. Los que conocen la pérdida. Los que aman y entienden a Frank y su dolor. Ha sido un honor ponerme en sus zapatos. Estoy infinitamente agradecido a los fanåticos de los cómics, y a los hombres y mujeres de los Servicios Armados y de la comunidad policial para quienes Frank significa tanto. Gracias al cuerpo de Marines de Estados Unicos y a todos los maravillosos soldados que me entrenaron. Sean fuertes. Cuídense.