Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

No es tu imaginación: un físico explica por qué los botes de champú se caen con tanta facilidad

Ilustración para el artículo titulado

Seguramente has pensado en ello alguna vez. ¿Por qué el condenado bote de champú se cae tanto por mucho que lo volvemos a poner en piew? Jerome Licini es físico en la Universidad de Lehigh y ha grabado una fascinante explicación al fenómeno. Los botes de champú se caen por una pura cuestión de física.

Advertisement

Comencemos por la masa. La masa de un bote de champú vacío ronda los 40 gramos. La masa del gel en su interior es de unos 340 gramos. Aunque los números sean diferentes, la idea subyacente permanece: la mayor parte de la masa de un bote de champú (o de gel de ducha, ya puestos) está en el propio champú, no en el envase.

Advertisement

Cuando la botella está llena, su centro de gravedad está mas o menos en el centro. A medida que consumimos el producto, el centro de gravedad va bajando más y más. Esta descenso del centro de gravedad paradojicamente hace que la botella sea más díficil de desestabilizar, pero esa fase termina cuando queda muy poco champú.

Cuando apenas queda aproximadamente un 10% del contenido de la botella, la masa del gel ya no supera a la del envase, así que el centro de gravedad regresa al centro geométrico del objeto en su totalidad, o sea, a la mitad de la botella.

Cuando eso ocurre, no es solo que el bote se caiga con el más mínimo soplo de aire o chorro de agua. Es que tampoco es muy estable a poco que lo pongamos sobre una superficie mínimamente inclinada. Al tener el centro de gravedad tan alto, basta un ligero impulso para que el momento angular desplace el centro de gravedad aún más arriba hasta un punto en el que el equilibrio se rompe. [Universidad de Lehigh vía Digg]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter