Buenos días, Philae. Después de que la sonda entrase en reposo el 14 de noviembre en la superficie del cometa 67P/churyumov-gerasimenko, en su viaje hacia el Sol sus placas solares han recogido de nuevo la suficiente energía como para que Philae despierte de nuevo enviando señales a Rosetta durante 85 segundos.

Es el primer contacto que Philae ha hecho con la Tierra desde que hibernase en noviembre, enviando unos 300 paquetes de datos que incluyen la temperatura actual (unos -35ºC) y la batería disponible para enviar más datos en un futuro (24 vatios).

Los datos han llegado un poco más tarde de lo que los científicos habían calculado en base a la trayectoria del cometa 67P pero la información que continúa almacenada en la sonda, unos 8000 paquetes que permitirán a la ESA conocer qué es lo que ha ocurrido en el cometa durante estos meses.

¿Por qué es importante que Philae haya despertado? Para empezar, se trataba de una parte relativamente crítica de la misión, había un buen número de posibilidades de que Philae nunca más entrase en contacto con la Tierra tras aterrizar en el cometa.

Por otro lado, y en su ruta en torno al Sol, la estela de roca y hielo de 67P se hace cada vez más intensa con motivo del calor y la radiación, un efecto que Philae podrá medir, cuantificar y enviar a la Tierra de manera privilegiada. [vía ESA]

Click here to view this kinja-labs.com embed.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)