Vote 2020 graphic
Everything you need to know about and expect during
the most important election of our lifetimes
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Por qué crecen pimientos dentro de otros pimientos

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: W.Rebel/CC BY-SA 3.0 (Other)

Es posible que al cortar un pimiento te hayas encontrado con una versión enana de otro pimiento. ¿Cómo demonios llegó a formarse este metapimiento? ¿Qué clase de brujería es esta? ¿Me lo puedo comer?

Advertisement

Sí, es comestible, y como denominaron hace más de medio siglo tres investigadores de la Universidad de California (1966) que estudiaron el curioso caso de los pimientos que crecen dentro de otros pimientos, se trata de una “proliferación interna” cuya forma puede variar.

En realidad estamos más cerca de una semilla que se quedó a medio camino, porque las semillas dentro de las frutas como los pimientos comienzan como óvulos: la versión vegetal de los huevos celulares.

Advertisement

Durante la etapa de la floración, esperan esperma dentro de una estructura llamada carpelo, cuya parte exterior se convierte en el fruto de la pimienta. Obtenemos un pimiento cuando el polen termina en la parte superior de ese carpelo. Los espermatozoides en ese polen viajan hacia los óvulos y los fertilizan, y eso hace que los óvulos se conviertan en semillas y que la parte externa del carpelo se convierta en fruta.

Sin embargo, hay una gran cantidad de óvulos en un pimiento y no todos se fertilizan. A veces, uno no fertilizado puede comenzar a convertirse en un nuevo pimiento. O parte de uno. Ese pimiento interno es en realidad un aspirante a ser un carpelo, o lo que los botánicos llaman una estructura carpelloide. Básicamente, las mutaciones genéticas pueden hacer que un óvulo no fertilizado comience a crecer como si fuera la parte externa del carpelo y a hacer una fruta.

Advertisement

Como esto ocurre sin que el óvulo sea fertilizado, estos pimientos internos se consideran un tipo de partenocarpia: el desarrollo de la fruta sin fertilización. Y son más comunes en los pimientos con mutaciones genéticas que crean óvulos deformes, aquellos que no se pueden fertilizar adecuadamente.

¿Por qué la naturaleza es capaz de producir estos mini pimientos sin semilla? Han pasado más de 50 años desde aquella primera investigación y sigue siendo un enigma para la ciencia.

Advertisement

En cualquier caso, a la partenocarpia le debemos grandes manjares como los plátanos, las piñas, las berenjenas o las naranja, variedades de frutas partenocárpicas sin semillas que disfrutamos regularmente. [SciShow]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter