Photo: Skitterphoto

Muchas personas que han sufrido accidentes serios reportan haber sentido como si el tiempo se detuviera y todo transcurriera a c√°mara lenta. El tiempo, por supuesto, transcurre igual que siempre, pero el fen√≥meno es real. ¬ŅQu√© ocurre dentro del cerebro para que la percepci√≥n se altere as√≠?

Advertisement

La respuesta corta es que no hay respuesta, al menos no una v√°lida. La ciencia no sabe a√ļn exactamente porque se produce ese fen√≥meno, pero hay varias teor√≠as muy interesantes y SciShow las desgrana brevemente en este v√≠deo.

Una de las teorías es que el cerebro, al ser sometido a una situación de estrés extremo, trata de absorber la máxima información posible del entorno para asegurar la supervivencia. Se cree que el cerebro dispone de una especie de reloj interno basado en el ritmo al que procesa información del entorno. Si de repente absorbe demasiada, el reloj se ralentiza.

Advertisement

Este punto se ha llegado a demostrar hasta cierto punto en laboratorio, donde sujetos absolutamente concentrados en una escena son capaces de detectar movimientos mucho m√°s r√°pidos que un observador casual.

No faltan quienes descartan esta teoría de la velocidad de procesamiento de estímulos y achacan la ralentización del tiempo percibida por algunas personas como una ilusión resultado de un recuerdo especialmente traumático. En otras palabras, el cerebro dilata la experiencia sufrida después de haber pasado por ella, no durante. La razón por la que esto ocurre, suponiendo que la hipótesis sea cierta, sigue siendo un misterio. El hecho de que esta sensación suela estar asociada a situaciones que suponen un riesgo para la vida hace que realizar experimentos al respecto sea, cuanto menos, cuestionable. [vía SciShow]