Rusia inaugura la primera central nuclear flotante del mundo

Foto: AP Images

Ahora mismo hay una central nuclear navegando por el Mar Báltico. Se llama Akademik Lomonsov, y es la primera de su clase del mundo, un generador flotante con dos reactores nucleares capaces de dar electricidad a una ciudad de 100.000 personas y su cinturón industrial.

La idea de construir una central nuclear en una barcaza no es nueva. China y Estados Unidos han perfilado el mismo proyecto, pero nunca han llegado a hacerlo realidad. Ese honor se lo ha llevado la compañía Rosatom, dependiente del gobierno ruso.

Advertisement

Akademik Lomonsov (nombrada así en honor al científico ruso Mikhail Vasilyevich Lomonosov) comenzó a construirse en los astilleros de San Petersburgo en 2007, y ha costado alrededor de 232 millones de dólares. El destino de la central de 70 megavatios es suministrar energía a la remota ciudad de Pevek, al norte de Siberia. La localidad de 100.000 habitantes es un importante centro petrolero para Rusia. La central flotante no solo alimentará los pozos petrolíferos de la zona. También surtirá de energía a la propia ciudad y a una planta desalinizadora. Cuando entre en servicio en 2019 sustituirá a la vieja central nuclear de Bilbino, construida en 1974, y a la central térmica de Chaunskaya, que es una instalación altamente contaminante por su uso de combustibles fósiles.

Foto: AP Images
Foto: AP Images
Advertisement

La construcción de la central no ha sido del agrado de todos. Greenpeace no ha dudado en calificar al proyecto de Chernóbil flotante. El experto en energía nuclear de la organización medioambiental, Jan Haverkamp, ha declarado a ABC News que la central supone un riesgo evidente para el ecosistema del ártico por el que viajará hasta su emplazamiento definitivo.

En cierto modo ya hay otras centrales nucleares navegando por el mar. Los submarinos o los rompehielos nucleares llevan un pequeño reactor también. Lo que preocupa a los defensores del medio ambiente es que Akademik Lomonsov es, en esencia, una barcaza. No tine medios de locomoción propios, sino que será remolcada hasta su destino definitivo. La preocupación es que un encontronazo con mal tiempo pueda romper su enlace con los remolcadores y deje la central a la deriva.

Advertisement
Foto: AP Images

De momento, la central viaja desde San Petersburgo hasta Mursmank. Para ello debe recorrer el Mar Báltico pasando por delante de ciudades como Helsinki, Estocolmo, Copenhague y Oslo. Después virará al norte y navegará por la costa de Noruega hasta Murmansk. Ahora mismo, Akademik Lomonsov no es peligrosa desde el punto de vista de la contaminación nuclear porque sus reactores están apagados y vacíos. La central se abastecerá de combustible nuclear en Murmansk y pondrá en marcha sus sistemas allí. Está previsto que las pruebas de inicio duren hasta bien entrado el otoño. [Rosatom vía DW]

Share This Story

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key