Photo: AP Images

Desde el uno de abril de 2018 ya no tendrás que esperar a que termine tu viaje para ver tus series favoritas en Netflix o Amazon Prime. Este mes ha entrado en vigor la nueva normativa de portabilidad por la que los residentes de la Unión Europea pueden acceder al catálogo de su país aunque se encuentren en otro.

Advertisement

La normativa pone fin a una de las características más molestas de servicios como Netflix. Cuando el usuario cambia de país, también lo hacen los contenidos de la plataforma. Algunas series desaparecen, aparecen otras y los subtítulos no siempre están disponibles en el idioma que uno busca.

La eliminación del geobloqueo es automática. Lo que hace es comparar la dirección física que aparece en la facturación con la IP del usuario. Obviamente esto solo aplica a visitantes. Si una persona se traslada de domicilio de manera permanente puede perder el servicio contratado en su país a menos que pueda justificar su residencia allí mediante algún documento oficial.

Debido al Brexit, los ciudadanos de la UE que visiten Reino Unido no podrán beneficiarse de la nueva normativa. Con todo, el catálogo local del Reino Unido es uno de los más completos de Europa. [Comisión Europea vía The Verge]