¿Te duelen los ojos o ves manchas? Cómo saber si el eclipse te ha podido causar daño ocular

Foto: AP Images

El 21 de agosto se llevó a cabo uno de los eventos astronómicos de las última décadas: un eclipse total solar que recorrió de costa a costa los Estados Unidos. Si lo disfrutaste usando gafas especiales, todo está bien. De lo contrario, podrías haber sufrido daño y estar sintiendo molestias en los ojos. ¿Cómo saberlo?

Advertisement

Muchas personas seguro optaron por dar un vistazo muy rápido al eclipse solar directamente y sin protección, creyendo que si no duraban ni un segundo mirando el estado del Sol no pasaría nada. Esto no necesariamente es así, dado que nuestra estrella es tan poderosa que siempre se corre el riesgo de quemar las retinas.

De hecho, al terminar el eclipse las búsquedas de “me duelen los ojos” se dispararon en Google.

Advertisement

Desde NPR se han puesto en contacto con Ralph Chou, un profesor de la Universidad de Waterloo, en Canadá, experto en ciencia de la visión y oftalmología, quien tiene una serie de consejos para identificar si has sufrido daño ocular por ver al Sol.

Advertisement

En primer lugar, el profesor explica que tienen que pasar al menos 12 horas desde la exposición al Sol para poder determinar si algo malo ha sucedido. No obstante, si se miró al cielo por una cantidad de tiempo mínima (menos de un segundo) es bastante posible que no haya sufrido ningún daño, al igual que quien haya visto el eclipse a través de la pantalla de una cámara o smartphone.

Sin embargo, al mirar al eclipse, o al Sol en cualquier ocasión, por una cantidad considerable de tiempo (desde un segundo en adelante), podría notar al pasar 12 horas que no pueden ver tan bien como antes. Quizás su visión sea borrosa en algunas partes, o tendrá puntos oscuros o ciegos en su campo de visión. Eso, además del dolor prolongado de los ojos, es una clara señal de que ha sufrido algún tipo de daño.

Advertisement

La recomendación de Chou es la más evidente: ir de inmediato o lo más pronto posible a consultar a un médico. Es incluso más rápido contactar a un optometrista que a un oftalmólogo, y este está capacitado para al menos confirmar que algo malo sucede antes de que puedas verte con un médico que busque algún tratamiento al problema. Si el daño es mínimo, lo más seguro se podrá solucionar manteniéndose en interiores y en zonas de poca luz (además de usando gafas de sol todo el tiempo). En los casos más graves de exposición prolongada, el daño podría ser permanente.

Advertisement

La única cosa que no debe hacerse durante un eclipse es mirar al Sol directamente, pero hay otros problemas que podrían presentarse, como que las gafas que lleguen a tus manos no estén certificadas y no cuenten con la protección necesaria. Ante cualquier molestia prolongada en los ojos, consulta a tu médico. [vía Ralph Chou / NPR]

Share This Story

About the author

Eduardo Marín

Redactor en Gizmodo. Tecnología, videojuegos, cine y televisión. Siempre cerca de una pantalla y una taza de café.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: 8A86 B902 F824 EC61 1A74 C6D1 94B2 097D 2D0E 52A1PGP Key