Tras dos semanas en erupción, el volcán Kilauea de Hawái ahora también está arrojando rocas enormes

16.8K
1
Save
Lava salpicando en un área ubicada entre las fisuras activas número 16 y 20, el 16 de mayo de 2018,
Foto: USGS.

Los residentes de la isla más grande Hawái ahora tienen algo más por lo que preocuparse. El Servicio geológico de Estados Unidos ahora advierte a los habitantes de la isla de otra amenaza: las rocas enormes que están siendo disparadas desde el cráter del volcán Kilauea. Muchas rocas ya han caído a los alrededores del volcán, incluyendo algunas de más de medio metro, pero la situación podría empeorar.

Advertisement

Han pasado dos semanas desde que el volcán Kilauea de Hawái entró en erupción, y pareciera como si nunca fuera a finalizar. Se han registrado al menos 17 fisuras en la región este del volcán, y las columnas de ceniza del cráter están incrementando la posibilidad de lluvia ácida y smog volcánico, el cual está lleno de peligroso dióxido de azufre. El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, según sus siglas en inglés) advierte que la erupción todavía está evolucionan y que es posible que se produzcan nuevos brotes de lava, además de terremotos y deformaciones del terreno.

A principios de esta semana las emisiones de ceniza de la cumbre del Kilauea alcanzaron una altura de hasta 3.000 metros sobre el nivel el mar, ocasionando dolores de cabeza y mucha preocupación tanto para los residentes como para las aerolíneas. La nube se desplazó desde el volcán por el viento y arrojó polvo sobre las comunidades que se encuentran desde Pahala hasta Discovery Harbor.

El pasado miércoles 16 de mayo un terremoto de magnitud 4,2 sacudió la región en la mañana, y después pareciera que el cielo comenzó a desplomarse.

“Esta mañana se encontraron rocas balísticas de hasta 60 centímetros en el parking que se encuentra a unos cientos de metros de Halemaumau”, afirmó el USGS en su comunicado. “Estas rocas son reflejo de las explosiones más energéticas que se han llevado a cabo hasta ahora y podrían indicar el inicio de la actividad explosiva impulsada por el vapor”. Halemaumau es un cráter activo que se encuentra dentro de la caldera más grande del Kilauea.

Advertisement

No se han reportado daños o lesiones, pero el USGS está monitoreando de cerca el riesgo de proyectiles de rocas. También se esperan más explosiones impulsadas por vapor, y es posible que sean aún más poderosas. Ha pasado casi un siglo desde que Kilauea arrojó rocas como esta, según el USGS.

Advertisement

“Durante las explosiones impulsadas por vapor, pueden ser disparadas rocas balísticas de hasta 2 metros de ancho en todas las direcciones a una distancia de 1 kilómetro o más. Estas rocas podrían pesar desde unos pocos kilos a varias toneladas”, según el USGS. “También pueden ser disparadas rocas más pequeñas (del tamaño de un guijarro) a varios kilómetros de Halemaumau, principalmente en dirección del viento”.

Advertisement

Desde que Kilauea comenzó a hacer erupción el 3 de mayo, docenas de casas han sido destruidas y cientos de personas han sido evacuadas. [USGS]

Share This Story