Un grupo de turistas que hab√≠a acudido a la costa de Gales a ver delfines se encontr√≥ con un espect√°culo mucho m√°s raro. M√°s de 20 pulpos aprovecharon la noche para darse un paseo por la playa de New Quay. Lo m√°s intrigante es que, seg√ļn los habitantes de la cercana localidad de Ceredigion, no es la primera vez.

Brett Jones, propietario de la compa√Ī√≠a de avistamiento de delfines SeaM√īr Dolphin Watching Boat Trips logr√≥ capturar el inusual espect√°culo en v√≠deo. Los pulpos parecen sanos, y simplemente pasean p0r la arena ayud√°ndose de sus tent√°culos. Aunque son criaturas marinas, su capacidad para absorber cierta cantidad de ox√≠geno del agua les permite salir a tierra firme y sobrevivir durante unos minutos siempre y cuando su piel se mantenga h√ļmeda.

Advertisement

Lo que no está claro es por qué los pulpos han comenzado a comportarse así. Se conocen casos en los que estos animales salen entre las rocas en busca de presas. Incluso se ha llegado a registrar una ocasión en la que un pulpo en cautividad llegó hasta el mar tras recorrer decenas de metros en el Acuario Nacional de Nueva Zelanda y escapar por las tuberías.

Advertisement

Este caso es diferente porque implica a demasiados pulpos simult√°neamente. El conservador del Acuario Nacional de Plymouth, James Wright. Sugiere que quiz√° el extra√Īo comportamiento se deba a la reciente tormenta tropical que azot√≥ la costa brit√°nica. Wright especula con la posibilidad de que la presi√≥n atmosf√©rica o las corrientes hayan desorientado a los animales hasta el punto de hacerles huir a tierra firme. Sin embargo, eso no explica que regresen a tierra cada noche pasado el hurac√°n.

Brett Jones ha pedido a los turistas y habitantes de Ceredigion que devuelvan al agua a los animales si se encuentran alguno vivo. Eso s√≠, ha advertido de que no toquen a los pulpos sin guantes protectores. ‚ÄúSi se sienten amenazados muerden como locos‚ÄĚ, a√Īade el especialista en vida marina. [v√≠a The Guardian]