Imagen: El hipster que resultó ser otro hipster (MIT)

Hace unas semanas los investigadores del MIT publicaron un trabajo bajo el título de, “El efecto hipster: por qué los hipster siempre terminan pareciendo igual”. La foto que acompaña al artículo enfadó a un supuesto hipster, aunque finalmente no hizo más que darle la razón al estudio.

En el trabajo de los investigadores se descubría que al tratar de hacer una “declaración contracultural”, los hipsters a menudo terminan pareciéndose entre sí. Y en la parte superior del artículo había una ilustración fotográfica de un “típico hipster” con varias copias de él:

Imagen: MIT

Tras la publicación apareció la queja por correo de un hombre. Al parecer, le escribió al MIT al verse en la fotografía principal del artículo sin permiso de nadie. De hecho, acusó a los investigadores de “calumniarle”.

Advertisement

La historia ha visto la luz gracias a una serie de tweets del editor en jefe de MIT Technology Review, Gideon Lichfield:

Recibimos un correo de un hombre muy enfadado que decía que él era el tipo en la foto que aparecía en la historia. Nos acusó de calumniarlo, presumiblemente al insinuar que era un hipster, y de usar la foto sin su permiso.

Advertisement

Lichfield luego investigó en Getty si el trabajo había utilizado un modelo “legal” para la publicación:

Por lo que sé, llamar a alguien hipster no es una calumnia, no importa cuánto lo odien. Sin embargo, nunca usaríamos una imagen sin la licencia o el modelo adecuado. Era una foto de archivo de Getty Images. Así que comprobamos la licencia.

Advertisement

¿Y qué ocurrió? Que resulta que la ilustración de la foto se basó en una de archivo de Getty titulada, “Estilo en la calle: foto de un joven trendy en atuendo de invierno moderno sobre un fondo de madera”.

Advertisement

Además, la instantánea tenía una restricción que indicaba que cualquier uso de manera “poco halagüeña” debía ir acompañado de una nota que indicara que el sujeto era un modelo. Según Lichfield:

La imagen tiene restricciones, por ejemplo, si la usas “en relación con un tema que sería poco agradable o excesivamente controvertido para una persona (por ejemplo, enfermedades de transmisión sexual)“, debe especificarse que la persona es un modelo.

Con esto no estábamos dando a entender que el modelo tenía una enfermedad, solo que él era un hipster. No pensamos que esto cumplía con la definición de “poco halagüeña, agradable o demasiada controvertida”. Sin embargo, reconocíamos que otros podrían estar en desacuerdo. Entonces, para estar seguros, contactamos a Getty.

Advertisement

Advertisement

Resulta que el hipster que entró en cólera y que envió un correo no era el hipster de la foto. Como explicó Lichfield:

Getty verificó el modelo y nos dio la noticia: el tipo que se quejó no era ni siquiera el tipo de la foto. Se había identificado erróneamente a sí mismo.

Advertisement

“Lo cual simplemente prueba la historia que publicamos: los hipsters se parecen tanto que ni siquiera se pueden diferenciar entre sí. FIN”, zanja el editor. [Petapixel]