GIF: The University of Kansas Health System (YouTube)

Este fin de semana, un ni√Īo de 10 a√Īos en Harrisonville, Missouri, cay√≥ desde su casa- √°rbol despu√©s de ser atacado por un enjambre de avispas que hab√≠an anidado all√≠. Los insectos son solo el comienzo de la pesadilla

Cuando Xavier Cunningham salt√≥ de la casa huyendo de las avispas, cay√≥ de bruces sobre un pincho de barbacoa que sobresal√≠a de la hierba. Seg√ļn coment√≥ su padre, Cunningham y sus amigos hab√≠an encontrado la barra de metal en el patio antes, y la colocaron en el suelo para que nadie la pisara. El pincho entr√≥ por la mejilla de Cunningham, le perfor√≥ el cr√°neo y le atraves√≥ la cabeza.

Advertisement

‚ÄúEscuch√© gritos y baj√© corriendo las escaleras‚ÄĚ, le dijo la madre de Cunningham, Gabrielle Miller, al Kansas City Star. ‚ÄúEntro dentro y ten√≠a ese palo atravesado completamente.‚ÄĚ El otro extremo del pincho sobresal√≠a aproximadamente 15 cent√≠metros de la cara de Cunningham.

Seg√ļn Miller, una vez que se fueron al hospital, el ni√Īo dijo: ‚ÄúMe estoy muriendo, mam√°‚ÄĚ. Milagrosamente, estaba equivocado. Un equipo m√©dico pudo sacar el palo de su cara de forma segura.

Screenshot: Kansas City Star

Advertisement

‚ÄúAquella cosa hab√≠a pasado sin tocar sus ojos, ni su cerebro ni su m√©dula espinal‚ÄĚ, dijo Koji Ebersole, director de neurocirug√≠a endovascular en el Sistema de Salud de la Universidad de Kansas. ‚ÄúPero la principal preocupaci√≥n que ten√≠amos eran los vasos sangu√≠neos en el cuello‚ÄĚ.

Los escaneos mostraron que el palo hab√≠a pasado sin tocar ninguno de los vasos principales. ‚ÄúNo podr√≠as haber salido mejor‚ÄĚ, dijo Ebersole. ‚ÄúPoder pasar 13 o 14 cent√≠metros desde la parte frontal de la cara hacia atr√°s y no haber golpeado ninguna de estas cosas es algo que ocurre una vez entre un mill√≥n‚ÄĚ. Aqu√≠ hay un v√≠deo de Ebersole discutiendo la operaci√≥n:

La cirug√≠a se complic√≥ a√ļn m√°s por la forma cuadrada que ten√≠a el pincho, pero el equipo fue capaz de sacarlo sin causar ning√ļn otro da√Īo. Ebersole estim√≥ que unas cien personas participaron en el rescate de Cunningham. Y espera que el ni√Īo se recupere casi por completo. La familia de Cunnigham estableci√≥ un GoFoundMe para ayudar a pagar los gastos m√©dicos. [Kansas City Star]