De todas las cosas que el calentamiento global puede cambiar, esta es de las que puede doler a más de un amante de los desayunos copiosos. Una proyección matemática basada en el calentamiento actual pronostica un clima en el que los árboles de los que se extrae el jarabe de maple no podrán sobrevivir.

El jarabe de maple o miel de maple se elabora a partir de la savia de ciertas variedades de arce. Actualmente, los arces se benefician hasta cierto punto de la contaminación porque prosperan en suelos muy ricos en nitrógeno. Sin embargo, esa idea no tenía en cuenta las variaciones en la temperatura y las precipitaciones.

Los resultados del estudio acaban de publicarse en la revista Ecology y muestran dos modelos. En el primero la variación de temperatura es de solo un grado respecto hacia la actual sin variación en precipitaciones. En el segundo la variación de de cinco grados al alza con un descenso del 40% en las precipitaciones. En el primer caso el crecimiento de los arces se vería seriamente ralentizado. En el segundo sencillamente no había crecimiento.

Obviamente, se trata de un modelo matemático que trata de pronosticar cuál será la situación en territorios de Michigan donde se concentra la producción de Maple. Es complicado saber qué pasará a ciencia cierta, pero es un buen ejemplo de cómo el cambio climático nos puede afectar de una manera mucho más profunda que solo haciéndonos pasar más calor. [vía Sciencemag]