Image: east2west news

A la lista de los tipos más duros del planeta ha llegado un nuevo rey al que le auguramos años de vigencia. Su nombre: Ivan Krausouski, bielorruso de 36 años. El tipo pasará a los libros de historia como el hombre que llegó a la sala de urgencias con medio árbol atravesándole el cuerpo mientras se sacaba selfies.

Al parecer, Krausouski realizaba parapente sobre el pueblo de Loshany, cerca de Minsk, cuando de repente se le rompió una correa de los agarres. Esto le hizo perder el control y caer en una zona boscosa llena de pinos. Pero Krausouski está hecho de otra pasta, y según le comentó a los medios locales, al principio no estaba preocupado. De hecho, pensó que estaba bien:

Image: east2west news

Recuerdo estar pensando: ‘Caí tan suavemente, todo parece está bien’. Pero cuando me levanté y me iba a ir, algo me detuvo. Miré y era un tronco gigante en mi hombro. Me desgarré la camisa y había una rama en mi brazo, gruesa como si fuera una sandía

Advertisement

Parece ser que en el violento descenso, una gran rama de árbol con púas atravesó directamente su hombro derecho y su espalda. Si bien el tamaño exacto del registro no está claro, las fotos extremadamente gráficas de la escena sugieren que tenía al menos un metro de largo.

Image: east2west news

Pronto llegaron los servicios de rescate a la zona. “Llegaron junto a mi compañero de vuelo”, explicó Krausouski. “Cortaron una parte del tronco de un lado, y luego del otro”. Cuando el equipo de rescate lo liberó de los restos del parapente, Ivan les pidió que simplemente retiraran el resto de la rama. Obviamente, todos se sorprendieron:

Vinieron muchas personas a ayudarme, y yo les dije simplemente que sacaran la astilla. Todo me dijeron que no, que si estaba loco, y que si me la quitaban me podía desangrar hasta morir.

Advertisement

Image: east2west news

Cuentan los rescatistas que cortaron cuidadosamente la rama, lo suficiente como para desenredarlo del resto del pino y lo que quedaba de su parapente con el fin de llevarlo a emergencias. Krausouski permaneció sorprendentemente bien, demasiado dada la situación.

Image: east2west news

Advertisement

De hecho, y como se aprecia en las instantáneas, el posiblemente hombre más duro del planeta, posó y se hizo selfies en la ambulancia y en el hospital, e incluso bromeó sobre su condición, comparándose con Groot de Guardianes de la Galaxia.

Por cierto, los médicos retiraron todo el tronco del hombro de Krausouski y ahora se está recuperando en el hospital. Que tiemble Peter Freuchen. [Metro]