El aguacate, tradicionalmente apreciado como materia prima para hacer guacamole, se ha vuelto un ingrediente indispensable en el desayuno de toda una generación. Esto y la escasez de oferta han hecho que su precio alcance máximos históricos, al tiempo que aumentan los mitos en torno al fruto.

¿La última locura desatada por el aguacate? La de los abortos sin hueso y cómo se han puesto de moda en el Reino Unido por una estadística inventada. Lo explica hoy El Confidencial: el “cocktail avocado” (como lo llaman los británicos) o aguacate dátil (como se dice en España) es una malformación del aguacate que crece de forma oblonga como un pepino. Se considera un aborto porque ha perdido la semilla. Puede abortar un fruto, toda una rama o un árbol entero, pero la variedad que aborta con más frecuencia es el “aguacate fuerte”, que solo puede encontrarse por estas fechas, en el mes de diciembre.

Advertisement

Imagen: Marks & Spencer vía El Confidencial

Los abortos de aguacates son, por tanto, más caros y más difíciles de encontrar que los aguacates normales. Y sin embargo, en el Reino Unido han empezado a importarlos supermercados como el de Marks & Spencer, que los compra en Granada (España) a un precio que comparativamente sale a cuenta porque pesan menos que los aguacates normales. También en Los Ángeles empiezan a hablar de ellos como una nueva obsesión (allí el aguacate cuesta 3 dólares la pieza).

Pero lo más alucinante del tema es la razón por la que estos abortos de aguacate se han puesto de moda: tiene que ver con Meryl Streep, cirujanos plásticos sin escrúpulos y el miedo a algo que los británicos llaman “manos de aguacate”. Todo empezó con una entrevista en el diario The Times en la que el secretario de la Asociación Británica de Cirujanos Plásticos, Estéticos y Reconstructivos aseguró que cada semana atienden al menos a cuatro pacientes por autolesiones con cuchillo al intentar partir un aguacate. Muchos —añadió— no vuelven a recuperar al 100% el uso de la mano.

Advertisement

Este dato, sumado al precedente de la actriz Meryl Streep —quien sufrió un accidente de la misma índole en 2012— y la historia de una mujer que tuvo que pagar 20.000 dólares por operar una fractura similar hizo que otros medios dentro (The Guardian) y fuera (NPR) del Reino Unido alimentaran el mito del avocado hand, el término oficial para referirse a las manos rebanadas por abrir un aguacate con torpeza (que, por cierto, fue popularizado por el chef Jamie Oliver con un video de YouTube sobre cómo pelar correctamente un aguacate).

El problema es que esta fiebre del aguacate deforme se basa en una mentira. Según una investigación publicada en el Journal of Hand Surgery por médicos de la Klinik für Hand-und Plastische Chirurgie, no existe ninguna pandemia de manos de aguacate. De hecho, en el Hospital del Cantón de Lucerna, en Suiza, solo se han atendido 18 lesiones relacionadas con aguacates en siete años. 18, en una institución que proporciona asistencia a 1,2 millones de personas.

Advertisement

En cualquier caso, de todo se aprende. Estas 18 personas se habían seccionado la mano izquierda, la que usaban para sujetar el aguacate mientras empujaban el cuchillo con la derecha. Por eso, si vas a abrir un aguacate con hueso (y no su variedad abortiva), asegúrate de cortar el fruto longitudinalmente y separar el hueso con una cuchara. Mejor sobre una mesa, no sobre tu mano izquierda.

[El Confidencial]