La cig√ľe√Īa Kajtka con el localizador GPS que una ONG le instal√≥ en abril de 2017
Foto: Grupa EkoLogiczna (Facebook)

La ONG ecologista Grupa EkoLogiczna esperaba que Kajtek, una cig√ľena blanca a la que instalaron un localizador GPS en 2017, volviera este a√Īo a Polonia con la primavera; pero no lo hizo. En su lugar lleg√≥ una factura telef√≥nica de m√°s de 10.000 eslotis (unos 2700 d√≥lares) que ahora van a tener que pagar.

La organizaci√≥n ben√©fica hab√≠a adherido un transmisor de seguimiento GPS con una tarjeta SIM a la parte posterior de la cig√ľe√Īa en abril de 2017. Gracias al dispositivo lograron observar los lugares en los que Kajtek se alimentaba y la ruta que sigui√≥ hasta √Āfrica en invierno. Del mismo modo pretend√≠an seguir su viaje de regreso a Europa, pero algo sali√≥ mal.

Advertisement

Seg√ļn cuenta la propia organizaci√≥n ben√©fica en Facebook, la cig√ľe√Īa emprendi√≥ la vuelta el 1 de febrero de 2018 y lleg√≥ al valle del Nilo Azul, en Sud√°n, diez d√≠as m√°s tarde. Entonces, y por razones desconocidas, Kajtek empez√≥ a moverse de forma err√°tica en trayectos de 25 kil√≥metros diarios. El 26 de abril, Grupa EkoLogiczna recibi√≥ la √ļltima se√Īal del GPS.

No fue hasta el 7 de junio que una abultada factura telefónica aclaró lo sucedido. Alguien había extraído la tarjeta SIM del transmisor y la había usado para hablar por teléfono: hasta 20 horas de llamadas que generaron una deuda de más de 10.000 eslotis polacos, o 2700 dólares estadounidenses. A Grupa EkoLogiczna no le quedará otra que pagarla.

De acuerdo con la BBC, el marcado de cig√ľe√Īas juega un papel importante en la conservaci√≥n de estas aves migratorias. Los ambientalistas comparten los datos de los localizadores GPS con los cient√≠ficos para evaluar sus h√°bitos, su comportamiento social y sus posibles amenazas. Si bien la cig√ľe√Īa blanca no est√° en peligro de extinci√≥n, la industrializaci√≥n y el drenaje de los humedales casi la borraron del mapa hace cincuenta a√Īos.