Photo: Mohd Hafizuddin Husin (Flickr)

Era un sábado por la tarde cualquiera en el Instituto Real de Tecnología de Melbourne, excepto por un insoportable olor acre que inundaba la biblioteca. La universidad alertó a los bomberos sobre una posible fuga de gas y la policía acabó evacuando a unas 500 personas del campus. Pero el origen del olor no era una fuga de gas sino un durián, la fruta más fétida del mundo.

‚ÄúSe nos inform√≥ de un olor a gas en una biblioteca‚ÄĚ, explic√≥ el cuerpo de bomberos de Melbourne en un comunicado. ‚ÄúAproximadamente 500 estudiantes y profesores fueron evacuados por la Polic√≠a de Victoria como medida de precauci√≥n mientras se iniciaba una investigaci√≥n sobre la fuente del olor, ya que se sab√≠a que el edificio almacenaba qu√≠micos potencialmente peligrosos‚ÄĚ. Sin embargo, no hubo de qu√© preocuparse.

Advertisement

Tras una b√ļsqueda exhaustiva, los bomberos descartaron que el olor procediera de un qu√≠mico peligroso e identificaron su origen en la descomposici√≥n de un duri√°n que se hab√≠a podrido en un armario. Seg√ļn la nota de prensa ‚ÄĒtitulada ‚Äúma√Īana podrida en el campus‚ÄĚ‚ÄĒ el fuerte olor acre circul√≥ por todo el edificio a trav√©s del sistema de aire acondicionado.

El campus fue reabierto unas horas m√°s tarde y la Autoridad de Protecci√≥n Ambiental del estado de Victoria se encarg√≥ de supervisar la eliminaci√≥n de los desechos. No ha trascendido si todo se trat√≥ de un olvido por parte del due√Īo del duri√°n o de una broma pesada de alg√ļn universitario.

El duri√°n es una fruta originaria del sudeste de Asia. Tiene un caparaz√≥n cubierto de espinas, un interior cremoso como el del aguacate y un gusto intenso y agradable. Pero tambi√©n despide un fuerte olor similar al de una cebolla podrida que hace que sea tan apreciado por tailandeses, indonesios y malasios como repugnado en el resto del mundo. M√°s de 50 compuestos qu√≠micos contribuyen a crear este olor. Por su culpa, el duri√°n es una fruta prohibida en hoteles y aeropuertos del sudeste asi√°tico. Quiz√° ahora tambi√©n lo proh√≠ban en las universidades p√ļblicas australianas.