No, esta vez no podemos decir aquello de que ning√ļn dron ha sido da√Īado durante la realizaci√≥n de este v√≠deo. Dos de los aparatos nunca volvieron de su viaje al cr√°ter Marum, en la peque√Īa isla de Vanuatu. Otros tantos sufrieron serios da√Īos. Su sacrificio ser√° de gran ayuda a la ciencia.

Advertisement

El realizador Sam Cossman, de National Geographic, utiliz√≥ los drones para filmar el cr√°ter Marum, de 12 kil√≥metros de anchura en su parte m√°s amplia. El sacrificio de los drones no era por simple deporte, sino para crear un modelo 3D avanzado de la caldera con el que los cient√≠ficos puedan estudiar mejor la formaci√≥n y evoluci√≥n de esta monta√Īa de fuego.

El Marum es un volcán especialmente peligroso, con temperaturas de hasta 500 grados en las inmediaciones de la lava y abundantes emanaciones de gases tóxicos. De hecho, es uno de los siete lagos de lava permanentes que hay en el mundo. El trabajo de Cossman y su equipo hace que sacrificar los drones por la ciencia tenga, al menos, cierto sentido. [vía National Geographic]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)