Varios supremacistas se hacen tests de ADN solo para descubrir que no son 100% blancos

Foto: Drew Angerer/Getty Images.

Pese a que la mayor parte del argumento de los supremacistas (y de algunos sexistas) suele centrarse en las “ventajas genéticas” de la raza blanca, la American Sociological Association ha mostrado esta semana los resultados de un particular estudio que nace de los tests de ADN realizados sobre los usuarios de Stormfront, un foro nacionalsocialista.

Advertisement

El estudio, realizado por los sociólogos Aaron Panofsky y Joan Donovan, escaneó más de 3000 posts en dicho foro abarcando un periodo de 10 años y examinó los resultados que los propios usuarios subían tras analizar su ADN en servicios como 23andme o Ancestry. Muchos de ellos, para su sorpresa, poseían ascendencia africana (común en un país como América) o de Oriente medio.

La respuesta de los demás miembros del foro es mixta. Uno de los moderadores senior con más tiempo en el mismo define ser blanco como “persona no judía de ascendencia completamente europea. Sin excepciones”. Varios usuarios, a la luz de los resultados, “intentaron rebatírselo.”

Según el estudio, los que, según su ADN, no son 100% completamente blancos fueron ridiculizados y dejados aparte por los demás miembros del foro. Otros, en un intento prácticamente desesperado, añadían que “Mi consejo es dejar a un lado los tests de ADN y confiar en ti mismo y en lo que tus abuelos te han contado” en referencia a esa ascendencia “puramente europea”.

Advertisement

Lo irónico es que, en la mayoría de países de Europa, el mestizaje con África y Oriente medio es, tras siglos de conquistas y de imperios, extraordinariamente común. España estuvo ocupada más de 700 años por los musulmanes y las revueltas bárbaras, los romanos o hasta las invasiones napoleónicas ayudaron a crear una herencia genética que probablemente sea la que esté apareciendo en esos resultados de ADN. La realidad, qué cruel puede llegar a ser. [vía GlobalNews]

Share This Story

About the author

Carlos Rebato

Managing Editor de Gizmodo en Español