Las acciones de uno pueden traer consecuencias a todos, y en este caso eso está muy bien. Más de un mes después de que el Youtuber Logan Paul publicara un cadáver, la plataforma ha anunciado que comenzará a tomar acciones no solo contra él, sino contra todos los canales que promuevan acciones y conductas problemáticas y dañinas.

YouTube ha especificado una nueva serie de medidas que comenzará a tomar contra los canales problemáticos como los de Paul. En general, los eliminarán de su programa de socios y dejarán de recomendarlos de cualquier forma, lo que significa que sus vídeos dejarán de aparecer en la página de inicio de YouTube, en la sección de “lo mas visto” y en las recomendaciones de “lo que sigue”. La idea de la plataforma es dejar de promover el contenido nocivo y tóxico.

El problema de YouTube va mucho más allá de Paul. La plataforma tiene la responsabilidad de velar por sus usuarios y penalizar a los canales que se lucran con contenido ofensivo y engañoso. Además de Logan Paul y sus vídeos despreciables, YouTube se ha visto abarrotado de vídeos dañinos como los del reto viral del “Tide Pod Challenge” y otros.

Hace algunas horas la plataforma anunciĂł que suspenderĂ­a temporalmente todos los anuncios de los canales de Logan Paul como penalizaciĂłn, pero las consecuencias al contenido tĂłxico no deberĂ­an ser temporales, sino definitivas. Dejar de promover los vĂ­deos de canales nocivos para la comunidad es un buen comienzo. [YouTube vĂ­a Polygon]