Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Las acciones de uno pueden traer consecuencias a todos, y en este caso eso está muy bien. Más de un mes después de que el Youtuber Logan Paul publicara un cadáver, la plataforma ha anunciado que comenzará a tomar acciones no solo contra él, sino contra todos los canales que promuevan acciones y conductas problemáticas y dañinas.

Advertisement

YouTube ha especificado una nueva serie de medidas que comenzará a tomar contra los canales problemáticos como los de Paul. En general, los eliminarán de su programa de socios y dejarán de recomendarlos de cualquier forma, lo que significa que sus vídeos dejarán de aparecer en la página de inicio de YouTube, en la sección de “lo mas visto” y en las recomendaciones de “lo que sigue”. La idea de la plataforma es dejar de promover el contenido nocivo y tóxico.

El problema de YouTube va mucho más allá de Paul. La plataforma tiene la responsabilidad de velar por sus usuarios y penalizar a los canales que se lucran con contenido ofensivo y engañoso. Además de Logan Paul y sus vídeos despreciables, YouTube se ha visto abarrotado de vídeos dañinos como los del reto viral del “Tide Pod Challenge” y otros.

Hace algunas horas la plataforma anunció que suspendería temporalmente todos los anuncios de los canales de Logan Paul como penalización, pero las consecuencias al contenido tóxico no deberían ser temporales, sino definitivas. Dejar de promover los vídeos de canales nocivos para la comunidad es un buen comienzo. [YouTube vía Polygon]

Redactor en Gizmodo. Tecnología, videojuegos, cine y televisión. Siempre cerca de una pantalla y una taza de café.

Share This Story

Get our newsletter